Pasar al contenido principal

La prensa prueba la Mazda CX-30 en la ruta a Samaipata

Álvaro Peña

Santa Cruz / Los Tiempos

La nueva vagoneta Mazda CX-30 fue puesta a prueba por periodistas hace unos pocos días, en una carretera de Santa Cruz, donde al conducirla se comprobó las cualidades de este vehículo que combina los elementos de los todoterreno y los automóviles de turismo. Los Tiempos lo manejó a fondo.

Con el aumento de las cifras de ventas en el segmento de vagonetas pequeñas, el fabricante japonés Mazda ve una oportunidad de ampliar su participación en este sector del mercado automotriz con su modelo CX-30, importado en Bolivia por la empresa Imcruz, que apunta a ubicarlo justo entre el modelo CX-3 y la CX-5.

La ruta para probar la CX-30 fue la que lleva a Samaipata, iniciando en la doble vía La Guardia. El camino es asfaltado, sólo que un tramo tiene algunas imperfecciones, lo cual sirvió para comprobar el gran confort de marcha. La insonorización es un punto destacado, gracias a un sistema de cancelación de ruido y paneles en las puertas.

 

Buena respuesta

El motor, de 2 litros, tiene 153 caballos de fuerza y 200 lb/pie de torque. Su respuesta es muy buena, dado el peso del vehículo, para rebasar en carretera es seguro y conducir la CX-30 provoca una gratísima sensación. A esto aporta su transmisión automática/secuencial de seis marchas que pasa las velocidades de manera efectiva.

Quizás el punto mejorable son los frenos, que son “esponjosos”, al tener que apretar más al fondo de lo normal. Sin embargo, lo que más destaca es la puesta a punto del chasís, que proporciona un excepcional agarre en curvas.

El confort de marcha, la dinámica de manejo, el acabado interior y su precio relativamente asequible lo ponen como una opción para quienes quieren acercarse al mundo “premium”.

 

INTERIOR EXQUISITO

Acabado superior al de modelos similares

Destaca la calidad de los materiales: con plásticos acolchados y revestimientos en cuero, su acabado es claramente superior a los vehículos similares de marcas rivales. Su volante es multifunción y regulable en altura y en profundidad. En las versiones de más alta gama, el interior y los asientos son de cuero.

 

Tecnología de punta para la navegación

Una pantalla de 8,8 pulgadas contiene el sistema Mazda Connect con las aplicaciones de Android Auto y Apple Car Play para emparejar el móvil. Incluye cámara de retro y climatizador automático.

En Portada