Pasar al contenido principal
compruébalo  Pon un diente de ajo bajo tu almohada

Pon un diente de ajo bajo tu almohada

Los compuestos sulfurosos del ajo y su concentración de zinc favorecen la relajación y nos ayudan a conciliar el sueño. Además, ayudan a renovar las energías para afrontar mejor la siguiente jornada.

Tras conocer las bondades de consumir más ajo, nos centraremos en explicar una sencilla terapia que consiste en ponerlo debajo de la almohada cada noche. Este antiguo secreto de las abuelas se utiliza para promover un sueño saludable y profundo, en especial en las personas que están teniendo dificultades para dormir.

Los compuestos sulfurosos del ajo se extienden junto con su olor y ejercen un efecto calmante que ayuda a mejorar la calidad de sueño. En las culturas antiguas, se pensaba que podía proteger a las personas de los malos espíritus; no obstante, en realidad la sensación de seguridad que brinda se debe a su concentración de zinc.

Pese a que al principio es difícil acostumbrarse al olor, con el paso de los días no representará un problema y se convertirá en la mejor solución para el insomnio. Por si fuera poco, también tiene efectos positivos sobre el rendimiento físico al día siguiente, dado que ayuda a renovar las energías para asumir mejor la jornada.

En Portada