Pasar al contenido principal
Liquida a su amigo por venganza

Liquida a su amigo por venganza

Un policía, que se encontraba trabajando en su descanso como taxista, fue una pieza clave en el esclarecimiento del asesinato de Limberg L., de 21 años, ocurrido el pasado martes en una habitación de la calle Venezuela de la ciudad de Santa Cruz.

El taxista fue contratado para trasladar el cuerpo de Limberg. La persona a quien se le encomendó contratar transporte, comentó al conductor lo sucedido y este alertó de inmediato al comandante de la Policía del Plan Tres Mil acerca del crimen y que los autores buscaban como deshacerse del cuerpo.

Se realizó un operativo con efectivos del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y se allanó una habitación donde se encontró el cadáver de la víctima maniatado y envuelto entre sábanas y frazadas, listo para ser cargado a un taxi.

En la operación policial se aprehendió a seis personas, incluyendo un menor de 14 años, quien presenció todo lo sucedido. Los sospechosos fueron identificados como Beimar M. F., Carlos A. A., César C. T., Rosario F. G., y Fabricio Velasco, autor confeso del asesinato.

La autoridad policial, citada por Clave 300, indicó que aquella madrugada (03.30), los involucrados estaban jugando juegos en internet, es en esas circunstancias que la víctima y el agresor discutieron, luego acordaron pelear sin darse golpes en el rostro. Una vez que sus amigos los separaron, Limberg dijo que iría a descansar porque se encontraba agotado.

Ese momento, su agresor recordó las humillaciones que le hizo su amigo en el pasado y convenció a los demás que lo maniataran, luego le asestó varias puñaladas provocándole una herida profunda en el cuello que le ocasionó una hemorragia y minutos después murió. Las declaraciones de los involucrados establecieron que Limberg era un conocido “dealer” de droga.

En Portada