Pasar al contenido principal
Celoso degüella a su esposa en Quillacollo
Walter Unzueta Pérez

Celoso degüella a su esposa en Quillacollo

La violencia contra la mujer no cesa y se cobra su quinta víctima en Cochabamba. Una madre de 30 años de edad fue brutalmente asesinada por su marido, de 35, quien la degolló y luego de cometer el sangriento crimen intentó quitarse la vida, asestándose al menos 10 puñaladas en el cuello. 

El terrible hecho sucedió ayer a las 14.30 en una vivienda de la avenida Santa Cruz al norte del municipio de Quillacollo, informó la Policía. 

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Jhon Klaus Bermúdez, señaló que la mujer recibió dos puñaladas a la altura del cuello y otra en la mandíbula inferior izquierda.

Luego de haber cometido el feminicidio, el agresor se apuñaló con el mismo cuchillo resultando gravemente herido y fue trasladado al Hospital Viedma de Cochabamba, donde se encuentra internado en terapia intensiva. 

 

 ANTECEDENTES

El director de la Felcv reveló que revisados los antecedentes se conoce que existe una denuncia de la ahora fallecida presentada de mayo del 2019 en contra de su agresor, por sustracción de menor, amenaza de muerte y violencia psicológica; sin embargo, la víctima habría desistido de seguir el proceso. Incluso, familiares habrían intervenido para una “conciliación” por lo que la mujer levantó la denuncia y el caso no siguió de oficio y tampoco se sometió a los esposos a terapias psicológicas.

La víctima deja en la orfandad a tres niños de 2, 7 y 11 años; quienes no se encontraban en la casa cuando ocurrió la violenta pelea, ya que habrían acudido a su unidad educativa.

La pareja de esposos vivía en la casa de los padres de la mujer, quienes habían viajado y tampoco se hallaban en la vivienda. Solo estaba presente el hermano menor de la víctima, de 15 años, quien presenció el crimen y luego, aterrorizado por el desenlace, pidió ayuda a la Policía.

En sus declaraciones preliminares, refiere que su hermana y su marido pelearon por celos; sin embargo, aseguró que el hombre no era violento.

El menor tuvo que ser trasladado a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Quillacollo para que sea asistido por un psicólogo, ya que se hallaba en shock.

 

CADÁVERES

Cuando personal de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen acudió a realizar el levantamiento legal del cadáver, halló los dos cuerpos tendidos en el suelo en un charco de sangre y al menor llorando, recostado en una cama.

El cuerpo de la víctima fue trasladado a la morgue del Instituto de Investigación Forense (IDIF), mientras el varón fue remitido a emergencias del Hospital Viedma.

El responsable de Comunicación del Hospital Viedma, Fernando Romano, informó que el paciente de sexo masculino fue trasladado del hospital de Villa Moderna de Quillacollo a las 14.30 de ayer. 

El hombre presentaba un trauma cervical penetrante por arma blanca y fue remitido a terapia intensiva. Su estado de salud es crítico y su diagnóstico reservado, indicó.

En Portada