Pasar al contenido principal
Mujeres de reos salían de la cárcel a atracar
Redacción Central

Mujeres de reos salían de la cárcel a atracar

En la zona sur de la ciudad de Santa Cruz, la policía desarticuló una banda de mujeres atracadoras que convivían en Palmasola con reclusos, ellas salían de la cárcel para atracar a hombres, luego de seducirlos.

El director de la Estación policial Integral (EPI) 9 Sur, Alberto Aguilar, informó que   aproximadamente a las 04.00 de ayer, en un control rutinario, patrulleros interceptaron por el barrio Los Piyos a un vehículo sospechoso el cual intentó darse a la fuga, pero luego de una persecución fue detenido junto a cuatro mujeres.

 

ATRACADORAS

Las aprehendidas fueron identificadas como María Belén Morales Sarmiento (20), María Fernanda Arteaga Pérez (21) Erika Quiroga Calla (25) y otra mujer que manejaba la vagoneta taxi con placa 1828-ECC, que fue secuestrada.

En la requisa, la Policía decomisó varios cuchillos y cuatro celulares que habrían sido robados a sus víctimas.

 

MODUS OPERANDI

Aguilar señaló que las aprehendidas intentaron alegar su inocencia, pero luego admitieron que vivían en la cárcel con sus parejas y salían del penal a atracar para llevarles dinero.

Las mujeres circulaban por la zona de Los Lotes a bordo de un taxi e interceptaban a sus víctimas, de preferencia varones, a quienes seducían con sus escotes hasta lograr subirlos a su vehículo, donde los pildoreaban y les robaban sus billeteras y celulares, para posteriormente abandonarlos inconscientes en la calle.

En algunos casos, las antisociales utilizaban armas punzocortantes (cuchillos o estiletes) para reducir a sus víctimas y así despojarles de sus pertenencias.

Con este modo de operar, las mujeres habían asaltados a varios hombres, por lo que la policía pidió a las víctimas reconocer a las detenidas para denunciarlas.

La Policía investiga cómo metían el dinero robado al penal de Palmasola para entregarlo a sus maridos reos.

 

PILDORITAS

Ellas aprovechaban su condición de mujeres para captar con artificios a sus víctimas que suelen consumir bebidas alcohólicas en locales nocturnos de esa zona, para luego doparlos y así poder sustraerles sus pertenencias.

Confesaron que tenían relación sentimental con reclusos de la cárcel de Palmasola quienes les pedían delinquir para conseguir dinero.

 

4 MUJERES

salían del penal donde convivían con sus esposos reos para robar, pero fueron apresadas.

En Portada