Pasar al contenido principal
Doble feminicidio, Santa Cruz
Redacción GENTE

Chofer asesina con picota a su concubina y a su hijastra

¡Madre e hija fueron asesinadas en presencia de sus niñas! Florentina Cordero Ortega, de 36 años de edad, y su hija Adelaida Candia Cordero, de 18 años, fueron victimadas con una picota en el interior del domicilio que habitaban en la urbanización Las Palmeras 2, zona Pampa de la Isla en Santa Cruz de la Sierra. El autor del doble feminicidio fue identificado como Fernando Mesa Arancibia, concubino de Florentina y padrastro de Adelaida, quien luego de cometer el hecho se dio a la fuga.

De acuerdo con el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), José María Velasco, el presunto autor del doble feminicidio es buscado por los grupos de inteligencia de la Policía.

Lo más alarmante del caso es que cuatro menores de edad, de 10, 3, 2 y 1 año, presenciaron el doble crimen. Según la responsable de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA), Paola Callao, tres niñas, hijas de Florentina; y un niño, hijo de Adelaida, se hallaban en la misma habitación en el momento que fueron asesinadas su madre y hermana.

Según el hermano de la fallecida, su sobrina de 10 años se comunicó con él y le informó lo ocurrido.

“(Mi sobrina) me llamó y me dijo que su (papá) se embriagó y se volvió loco (…) Y le dio con el picotazo en la cabeza a su hermana (Adelaida) y a su madre en el estómago. Las dos están tiradas en el piso me dijo llorando”, relató el tío de la menor de edad.

La Defensoría de la Niñez se hizo cargo de las niñas y el niño, las cuales serán valoradas psicológicamente.

 

LOS HECHOS

Desde la fiscalía se adelantó que el feminicida supuestamente mantenía una relación sentimental con ambas víctimas, y ayer por la mañana, bajo efectos del alcohol, las dos mujeres y el hombre protagonizaron una discusión que derivó en el doble asesinato.

“El hecho de sangre ocurrió cerca de las 06.00. Se colectó en la escena del crimen el arma con el cual el hombre acabó con la vida de las dos mujeres”, detalló Velasco.

Mientras los vecinos señalaron que la niña de 10 años les pidió ayuda para que auxilien a su madre. “La niña lloraba y nos pedía ayuda, cuando entré a la habitación vi a las mujeres tiradas en el suelo, era una escena terrible, lo único que hice en ese momento fue llevarme a las niñas y al niño a mi casa, y llamar a la policía”, señaló una vecina.

Mientras la hermana de la fallecida aseguró que ellos son nueve hermanos oriundos de Cochabamba.

En cuanto al acusado, este se dedicaba trabajar como conductor de un vehículo de transporte público y como albañil.

En lo que va del año, la Fiscalía General del Estado reportó 81 feminicidios y 27 infanticidios.

En Portada