Pasar al contenido principal
Redacción Central

Quillacollo se aísla desde el viernes y las 5 regiones de Cochabamba dan plazo de 48 horas a Áñez

Quillacollo ingresará desde este vieres al mediodía en una cuarentena rígida después de conocerse el pasado lunes el primer caso positivo de coronavirus en ese municipio del valle bajo cochabambino; mientras las mancomunidades de municipios de las cinco regiones del departamento de Cochabamba resolvieron darle un plazo de 48 años al Gobierno transitorio de la presidenta Jeanine Áñez para que atienda sus demandas, de lo contrario amenazan con asumir medidas.

El alcalde de Quillacollo, Héctor Montaño, dijo que la única manera de parar los contagios en su jurisdicción es evitando la aglomeración de personas en los mercados y por ese motivo, desde el viernes al mediodía, se ingresará a una cuarentena irrestricta que se prolongará hasta el 15 de abril; y en caso de que el Gobierno central amplíe el aislamiento, la Alcaldía también extenderá la medida asumida.

La autoridad edil mencionó que el principal problema que se ha identificado es la presencia masiva de personas en los centros de abasto, lo cual se constituye en un riesgo de contagio del coronavirus.

Explicó que durante la cuarentena irrestrictita se cerrarán todos los mercados, supermercados y tiendas de Quillacollo; además, no se permitirá la circulación de peatones y vehículos, excepto aquellos que cuenten con el permiso respectivo.

“Pido a toda la población de Quillacollo abastecerse de los artículos de la canasta familiar, porque desde el mediodía del viernes vamos a ingresar en una cuarentena irrestricta por el bien de la población, estamos precautelando la salud de todos los quillacolleños”, manifestó la autoridad en declaraciones a la prensa.

Montaño señaló que en los ocho días de cuarentena irrestricta él, los subalcaldes y presidentes de los distritos de Quillacollo se encargarán de abastecer con productos de la canasta familiar a todos los vecinos, ya que estos no podrán salir de sus casas.

Admitió que la socialización, prevención, fumigado de los espacios públicos del municipio y concienciación puerta a puerta para que la gente no salga de sus casas, sino estrictamente para lo necesario, no dio resultado y; por eso, se ha optado por la cuarentena irrestricta.

Ultimátum

Ayer por la mañana, la gobernadora Esther Soria presidió una reunión de representantes de las mancomunidades las cinco regiones del departamento de Cochabamba, en la que se analizó la emergencia sanitaria por la COVID-19 y las necesidades que se tienen en salud y en el sector productivo.

Es en ese marco que se acordó enviar al Gobierno central una carta en la que se hace conocer las demandas del departamento, entre ellas la dotación de insumos médicos, reactivos, 1.004 ítems para los centros de salud, equipamiento del hospital de tercer nivel de Villa Tunari, creación del bono “Semilla” y subvención del 100 % del combustible para el productor agropecuario que abastece la canasta familiar.

La carta está firmada por la gobernadora y los presidentes de las mancomunidades, en la que además se otorga un plazo de 48 horas para que la presidenta Jeanine Áñez y su gabinete atiendan las demandas, de lo contrario advierten con tomar medidas.

Soria informó que para contrarrestar la propagación de la COVID-19, la Gobernación equipará los hospitales Viedma y Gastroenterológico, dotará insumos de bioseguridad a las diferentes alcaldías, entre otras acciones.

La autoridad anunció se trabaja en una propuesta de ley que será enviada a la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) para endurecer la cuarentena y emergencia sanitaria en todo el departamento.
 

En Portada