Pasar al contenido principal
Priscila Pinell

Concejo abroga norma que usó Leyes para autorizar construcción de nueva terminal de buses

El Concejo Municipal de Cochabamba abrogó la “Ley de reasignación de uso de suelos” para la construcción de la nueva terminal de buses en Albarrancho, al sur de la ciudad, por no contar con los planes específicos integrales de ocupación.

 

La Ley Municipal N°163/2016 de Reasignación de Uso de Suelos de “Área Uso Agropecuario o Área de Equipamiento y Usos Especiales”, fue el soporte para que el Ejecutivo, a inicios de marzo de este año, apruebe, en dos días, el informé técnico que viabilizaba la edificación de la nueva terminal terrestre al lado de la planta tratamiento de aguas residuales.

 

El Legislativo recomendó el Ejecutivo que se realice los estudios técnicos necesarios para la adecuada implementación del área de equipamiento del predio sujeto a cambio de uso de suelos.

 

La concejala Rocío Molina sostuvo que se pidió al Ejecutivo que elabore un plan, porque el terreno está fuera del área urbana y la normativa municipal no contempla el cambio de uso de suelo en un espacio que no se encuentra dentro del área ya mencionada.

 

“Por estas características es que le decimos al Ejecutivo que tiene que presentar un plan de adecuación de usos especiales, porque ahí se va emplazar la terminal de buses”, dijo la autoridad edil.

 

En la misma línea discursiva, el concejal Carlos Coca, en tono tajante, afirmó que, pese a las críticas y presiones, no va incurrir en ningún acto ilegal. “Estoy plenamente de acuerdo en la construcción de la terminal, pero no se puede dejar pasar por alto que no se está cumpliendo las cesiones en favor de la Alcaldía (…) Pareciera que no quieren que se construya en un predio municipal”, aseveró.

 

Siete hectáreas para la ciudad

 

Uno de los requisitos y condiciones para que se apruebe el uso de cambio de suelo era que siete hectáreas de terreno sean transferidas a la Alcaldía. Molina explicó que no es un tema de si la terminal es una iniciativa privada o pública, pero lo que sí debe estar claro es que tiene que ser edificada en un terreno de propiedad municipal, porque esto va en beneficio de toda la población cochabambina.

 

No obstante, agregó, para el cambio de uso de suelos el Ejecutivo no cumplió con el trámite de transferencia de las siete hectáreas de terreno a nombre de Cochabamba.

 

“No es que nos oponemos a la construcción de la terminal, el lugar es estratégico y no solo va dar desarrollo a la zona, sino va permitir descentralizar muchos de los servicios que ahora están en la avenida Ayacucho, pero no puedo quedarme pasiva ante un hecho irregular”, justificó Molina.

 

Otro aspecto que fue observado es el hecho de que el terreno donde se pretende emplazar la nueva terminal de buses está hipotecado, por lo cual es imposible hacer la transferencia al municipio.

 

Solicitud de informe

 

El Concejo Municipal, hace ocho meses, pidió un informe al Ejecutivo para que explique por qué no se hizo la trasferencia, pero no hubo respuesta; por tanto, se conminó a la Alcaldía a que, en 72 horas, brinde el informe respectivo, pero nuevamente no se pronunció. “Aquí hay un incumplimiento de deberes y en esta situación, lo que sigue, es la abrogación de la ley”, complementó Molina.

 

Sobre el tema, el concejal Edwin Jiménez indicó que ante las permanentes faltas del Ejecutivo en informar si la ley se está cumpliendo es que se deja sin efecto dicha norma. “Hay terrenos de propiedad municipal, pueden ser una alternativa, el objetivo es se construya la terminal, pero que sea competencia de alguna entidad pública”, apuntó.

 

El Concejo Municipal, ante la falta de respuesta del Ejecutivo, remitió los antecedentes al Viceministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción para que investiguen el caso.

En Portada