Pasar al contenido principal
Redacción Central

Quillacollo cierra sus accesos con varias barricadas de ripio

Las autoridades de Quillacollo cerraron hoy al mediodía los accesos a ese municipio colocando barricadas de cascajo en los límites con sus vecinos Vinto y Colcapirhua para obligar a las personas que circulan en vehículos a cumplir la cuarentena total dispuesta por el Gobierno central por el coronavirus.
El alcalde de Quillacollo, Héctor Montaño, en contacto con medios locales, señaló que la decisión de cercar su municipio obedece al incumplimiento de algunos ciudadanos a las disposiciones emitidas por los gobiernos nacional, departamental y municipal para evitar la propagación de la COVID-19.
Lamentó que mucha gente todavía no entiende la magnitud de la pandemia del coronavirus que está atacando a Bolivia y otros países del mundo, donde se han registrado miles de muertos, como es el caso de Italia, China, España, Estados Unidos, entre otros.
El trabajo de cerrar vías de acceso al municipio quillacolleño, principalmente la avenida Blanco Galindo, estuvo a cargo de cuatro volquetas de la Alcaldía que vaciaron ripio sobre la plataforma.
“Vamos a impedir (con esta medida) el ingreso y salida del municipio de Quillacollo, porque al final mi misión como alcalde es cuidar la salud de los quillacolleños”, manifestó el burgomaestre.
El comandante regional de la Policía del valle bajo, Néstor Villca, respaldó la decisión de la municipalidad y recomendó a la población que permanezca en sus viviendas para evitar el contagio masivo.
“Como autoridades vamos a realizar los controles que sean necesarios. Hoy hemos arrestado a 28 personas y retenido 20 vehículos que no han presentado ninguna justificación”, detalló el jefe policial

En Portada