Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Inicia la X Marcha Indígena exigiendo al Gobierno que declare desastre nacional

Los chiquitanos indígenas iniciaron esta tarde la Décima Marcha de las Naciones Indígenas exigiendo al Gobierno que declare desastre nacional por los incendios forestales en la Chiquitanía y la abrogación de la Ley 741 y el Decreto Supremo 3973 que autorizan los desmontes y en contra de nuevos asentamientos en su territorio.

Más de un centenar de indígenas partieron desde la Catedral de San Ignacio de Velasco después de recibir la bendición de un cura.

La marcha seguirá hacia San Miguel de Velasco, San Rafael, San José, Pailón hasta llegar a la ciudad de Santa Cruz.

La marcha, que fue anunciada el pasado 6 de septiembre, ha generado división en la Cidob, puesto que un grupo de esa organización rechazó la realización de la movilización.

La medida de presión fue asumida por los pueblos indígenas afiliados a la Cidob Orgánica durante una asamblea extraordinaria.

El líder indígena afirmó ayer que la marcha se realiza en demanda de que el Gobierno declare desastre nacional a la zona de la Chiquitanía para permitir la movilización urgente de recursos y ayuda internacional para sofocar los incendios forestales en la región que no han logrado ser sofocados desde hace 40 días.

Candia afirmó además que la medida se efectúa para pedir al Ejecutivo que cumpla con la aplicación del artículo 43 de la Ley del Servicio Nacional de Reforma Agraria que establece que las tierras fiscales deben ser dotadas y adjudicadas, según su vocación de uso sujetándose a que las mismas se entregarán de forma preferente a quienes residan en el lugar y en favor de pueblos y comunidad indígenas, campesinas y originarias sin tierra o de aquellas que la posean insuficientemente.

"Sabemos que el INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria) ha emitido más de 1.400 resoluciones en favor de comunidades campesinas para que haya nuevos asentamientos en la Chiquitanía. Por ello, demandamos la anulación de esas resoluciones", aseguró Candia.

El incendio forestal de la Chiquitanía ha consumido hasta ahora 2,4 millones de hectáreas.

 

 

 

En Portada