Pasar al contenido principal
Betty Rojas Rodríguez

Natación, con 2 récords imbatibles

Después de tres décadas existen dos récords nacionales en natación que no pueden ser batidos, pese a los grandes nadadores que tiene Bolivia actualmente.

Dos leyendas de la natación nacional, la cruceña Katerine Moreno y el chuquisaqueño Héctor Medina, son los dueños de esas marcas.

Un 1 de enero de 1989, Katerine Moreno paró el cronómetro a los 2 minutos 35 segundos y 86 centésimas (2’35”86) en la prueba de los 200 pecho, en Maracaibo, Venezuela.

Después de 31 años, este récord aún está vigente, aunque existe una gran nadadora que va tras él. Se trata de la paceña que ahora compite por Santa Cruz, Valentina Aloisio.

Moreno conquistó más de mil medallas en toda su carrera como nadadora e impuso 126 marcas nacionales absolutos y por categoría.

Aloisio fue la nadadora que rompió otro de los récords de Moreno, que tenía una data de 19 años, en los 100 pecho.

En abril de 2019, Aloisio paró el cronómetro en 1’15”54 en la prueba de los 100 pecho, con el que rompió el registro que Moreno tenía desde el año 2000, con 1’16”15.

“Entreno en Samix (club en el que Katerine Moreno es entrenadora), donde veo a menudo a Katerine. Verla a diario también me motivó para este logro, siempre la he considerado un ícono de la natación boliviana”, dijo Valentina, a medios cruceños, tras conquistar el récord.

Resaltó que para ella batir la marca fue “algo impresionante, estuve casi dos años tratando de lograr esta marca, siempre estuve a un segundo y cuando finalmente conseguí, lo logré, me sentí muy feliz por los resultados”.

En cuanto a los 200 pecho, Aloisio tiene como mejor tiempo los 2’47”95 en los últimos 12 meses, con el que está a 12,09 segundos de alcanzar récord de Moreno.

La otra marca indestructible fue lograda el primero de enero de 1990. El chuquisaqueño Héctor Medina conquistó un tiempo de 8’40”12 en la prueba de los 800 libre, en Lima, Perú.

Tres años después, este récord también continua vigente, a la espera de que nadadores como su coterráneo Rodrigo Caballero logren romperlo.

Caballero es el dueño de los registros nacionales absolutos en piscina olímpica de las pruebas de fondo, como los 400 libre (4’13”35) y los 1.500 libre (16’38”17) conquistados en 2019.

Pero no ha logrado romper el récord de Medina. En los últimos 12 meses, Caballero logró un tiempo de 8’45”78, por lo que está a 5,66 segundos de poder conseguirlo.

 

En Portada