Pasar al contenido principal
Redacción Central

Cinco instituciones aúnan esfuerzos por la rana gigante del Lago Titicaca

Con la intención de conocer y conservar a la rana gigante del Lago Titicaca, cinco instituciones se suman en un equipo transfronterizo que tiene como objetivo que la especie tenga un futuro a largo plazo. 

El equipo está compuesto por el Museo de Historia Natural Alcide d´Orbigny (Bolivia), la Universidad Peruana Cayetano Heredia, el Zoológico de Denver, Natural Way-Perú y el Museo de Zoología de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador a la cabeza de la Fundación para las Ciencias trabajarán unidos para completar los vacíos de información que presenta el conocimiento de esta emblemática rana.

La idea que se maneja es puntualizar las características de los hábitats en los que vive la rana gigante y sobre todo establecer las amenazas a esos espacios.

La Rana Gigante del Lago Titicaca (Telmatobius culeus) es considerada la rana completamente acuática más grande del mundo, solo el cuerpo puede medir 145 milímetros de longitud, aunque existen datos que afirman que su tamaño puede llegar a los 500 milímetros de longitud total, además puede permanecer en profundidades de hasta 100 metros. 

Otra de sus principales características es la piel suave y holgada dispuesta en forma de saco con pliegues desprendidos, la cual le permite respirar en aguas que están a una altura de más de 3.800 metros sobre el nivel del mar en el Lago Titicaca y lagunas circundantes del departamento de La Paz en Bolivia y Puno en Perú a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar.

La rana gigante del Titicaca está considerada en peligro crítico tanto en Bolivia como en Perú. 

En Portada