Pasar al contenido principal
Agencias

El osito “Juqui” fue trasladado al centro Vesty Pakos de La Paz

Personal del Programa de Conservación de la Biodiversidad de la Gobernación trasladó hoy a “Juqui”, el oso andino, a un centro de custodia en la ciudad de La Paz para lograr su reinserción a su habitad natural en “un tiempo prudente y con ayuda de especialistas en el área”.

Desde que el Oso Jukumari fue rescatado de Tablas Monte, el pasado 4 de septiembre, permaneció en el Centro de Custodia de Chimboco.  Después de una evaluación biológica y de comportamiento, personal de la Gobernación junto a sus pares del Ministerio de Medio Ambiente decidieron dar la custodia de este animal al Centro Vesty Pakos, en Mallasa, en la ciudad de  La Paz, informó el responsable del Programa de Conservación de la Biodiversidad Omar Osco, citado por el diario Los Tiempos. 

“En el departamento no hay las condiciones para atender a este animal, Juqui requiere de espacios muy amplios para vivir, necesita de un equipo de veterinarios, biólogos y especialistas que lo atiendan; por ello es importante su trasladarlo a un Centro de Custodia  para apostar a su re inserción”, puntualizó Osco.

Durante su permanencia en Chimbocó, Juqui subió de peso por la alimentación balanceada que se le otorgó como huevos, frutas con fibra, leche, cereales.

 “En los días que ha estado en custodia ha ganado peso, hoy se lo estamos trasladando en buenas condiciones de salud, cabe señalar, sin embargo; que ha sido sedado para trasladarlo hasta la ciudad de La Paz porque estaba muy hiperactivo, mide aproximadamente un metro de largo y le gusta trepar”, puntualizó Osco.

Durante el traslado del oso se hicieron presentes representantes de la Unidad Educativa Tiquipaya, quienes lo bautizaron y apadrinaron a Juqui para correr con los gastos de su alimentación en La Paz.

El representante de la Unidad Educativa, Daniel Rojas, explicó que el nombre “Juqui” es un enlace de las palabras Jukumari con Tiquipaya.

“Esta especie es el emblema del municipio, estamos contentos de que el osito se esté yendo en buenas condiciones a La Paz y ratificamos el compromiso institucional para hacer monitoreo a este osezno”, señaló el representante. 

El representante del Programa de Conservación de la Biodiversidad, recomendó a la población que cuide a las especies nativas y si alguna vez encuentran a un oso andino, no lo recojan porque estarían incurriendo en un delito y se estarían provocando un grave daño a la especie en particular y al medio ambiente en general.

En Portada