Pasar al contenido principal
Aluvión arrasó con 28 hectáreas en Tiquipaya
Redacción Central

Aluvión arrasó con 28 hectáreas en Tiquipaya

El mini gabinete ministerial que se reunió ayer en el municipio de Tiquipaya, provincia Quillacollo del departamento de Cochabamba, determinó la creación de la Autoridad Departamental de Cuencas, la prohibición de asentamientos ilegales en los lechos de los ríos y franjas de seguridad, y la reforestación. De la reunión participaron la presidenta transitoria Jeanine Áñez, ministros, autoridades de las alcaldías de Tiquipaya y Quillacollo, además de la Gobernación y otras instituciones. De acuerdo con un reporte oficial, el aluvión afectó una superficie de 2.800.000 metros cuadrados (28 hectáreas).

“Sabemos que el dolor ha sido grande, lo entiendo como presidenta y como madre, porque es terrible ver sufrir a los hijos. Es doloroso que nos digan ‘lo hemos perdido todo’”, señaló la jefa de Estado en conferencia de prensa en el Centro de Eventos y Convenciones ‘El Portal’.

Áñez explicó que entre las medidas dispuestas frente a lo ocurrido está la creación de la Autoridad Departamental de Cuencas, entidad que se encargará del manejo integral de cuencas en el departamento de Cochabamba y con prioridad la de Taquiña, cuyo rebalse ocasionó un desastre en el municipio de Tiquipaya.

Manifestó que para esa tarea se destinarán todos los recursos necesarios y estará acompañada también por la ejecución de obras civiles que den ‘tranquilidad a los cochabambinos’ y eviten futuros desastres.

Otra de las medidas, es la prohibición de asentamientos ilegales en las riberas de los ríos y torrenteras.

“No se pueden permitir asentamientos ilegales, es una de las principales causas de los desastres que ahora estamos vivimos (…). Ordenaremos que se reubiquen a todas las familias que están dentro de estos límites, porque tenemos que cuidar a toda la ciudad”, señaló.

Una tercera medida, es la reforestación, que será ‘intensa e inmediata’, a cuya tarea se sumará la Cámara Forestal con técnicos y la donación de plantines para la estabilización de los suelos.

La mandataria valoró la información recibida de los ingenieros del antiguo Programa de Manejo Integral de Cuencas (Promic) que sirvió para definir medidas a corto y largo plazo.

Asimismo, saludó a la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) que donará alimentos para las más de 300 familias afectadas, fundamentalmente raciones secas de primera necesidad.

 

AFECTACIÓN

Según el asesor General de la Gobernación de Cochabamba, Roberto Mamani, 124 familias fueron afectadas y 64 damnificadas por el deslave que descendió por el río Taquiña.

Además, 286 viviendas fueron afectadas y 80 resultaron con severos daños en su infraestructura. En cuando a la superficie, el aluvión arrasó con 2.800.000 metros cuadrados (28 hectáreas).

“Desde la madrugada del sábado, los trabajos de evacuación y limpieza de casas y calles se realizan sin pausa. Vecinos, voluntarios y efectivos militares llevan a delante una ardua labor conjunta. Se movilizó a 620 integrantes de las Fuerza Armadas, a 221 de la Policía y Bomberos; además de 215 rescatistas pertenecientes a GEOS, SAR-FAB, SAR-Bolivia, entre otros”, detalló Mamani.

Por otra parte, dio a conocer que 340 familias se hallan cobijadas en dos albergues.

 

TRABAJOS

A la zona de desastre se movilizó desde la madruga del sábado pasado maquinaria pesada, en un número de 50, de las alcaldías de Tiquipaya, Quillacollo, Cochabamba y Sacaba, además del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) y de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

Ayer se realizó la limpieza de algunas de las calles y avenidas anegadas por el lodo, esto con la ayuda de efectivos militares y vecinos, a quienes se les entregó palas, azadones y carretillas.

Muchas familias hacen lo posible por recuperar lo que quedó de sus bienes, aunque la mayoría que se rescata del lodo es inservible.

En Portada