Pasar al contenido principal
Niños pasan clases en aulas sin asientos
Priscila Pinell

Niños pasan clases en aulas sin asientos

Estudiantes de pie por falta de sillas, carencia de baños y agua, ventanas rotas, son algunas de las condiciones que evidencian la precariedad en la que pasan clases en el colegio San Pedro, ubicado en el barrio Arbolito Maranata de Villa Israel, Distrito 9 de la ciudad de Cochabamba.

Los padres denunciaron ayer el abandono de las autoridades municipales y exigieron los arreglos necesarios. Desde la Alcaldía, adelantaron que se harán las refacciones tras la aprobación del segundo reformulado del Plan Operativo Anual (POA).

Los niños pasan clases hacinados. Rosario, una de las madres, manifestó que hay 40 estudiantes en aulas que tienen una dimensión de cuatro por cuatro metros. Los alumnos tienen que darse modos para acomodarse en los pupitres uniendo dos sillas.

“No tenemos aulas, no tenemos baños ni agua, nuestros hijos deben pasar clases en malas condiciones, las ventanas están rotas, el patio es de tierra y lo peor es que las autoridades no nos escuchan”, repetían en la puerta de la Alcaldía.

Otro de los problemas que denunciaron es la inseguridad ya que los niños deben ir a hacer sus necesidades a un lote baldío, corriendo el riesgo de ser mordidos por perros o incluso de ser secuestrados o vejados por antisociales.

Además de pedir mejoras en la infraestructura, también exigieron que Zoonosis se haga presente en la zona porque hay jaurías en las calles.

Los padres dijeron que la unidad educativa ya tiene nueve años y fueron ellos los que edificaron la infraestructura con sus recursos.  Anualmente, deben dar cuotas para hacer mantenimiento al colegio.

Pidieron al alcalde José María Leyes que atienda sus demandas. “Él conoce la zona y el colegio, cuando nos visitó comió con los vecinos y se comprometió a mejorar nuestra escuela, pero es otra promesa sin cumplir. Alcalde cumpla con su palabra”, dijo una madre de familia.

En relación al tema, la secretaria de Desarrollo Humano de la Alcaldía, Jhenny Rivero, informó que sostuvieron una reunión con los representantes de los padres de familia y que firmaron un acta de entendimiento en el que la municipalidad se compromete a hacer las mejoras y reparaciones, para lo cual se invertirá 2 millones de bolivianos.

En Portada