Pasar al contenido principal
Enfermos renales protestan

Enfermos renales protestan

Los enfermos renales de Cochabamba, afiliados a la Asociación de Pacientes Renales, realizaron ayer marchas y bloqueos exigiendo el pago a las clínicas privadas por las sesiones de hemodiálisis que se les ha suspendido.

“Estamos en emergencia todos los pacientes renales porque son cinco meses que no pagan a los centros de hemodiálisis y los administradores ya no tienen insumos para atendernos, además anuncian la suspensión de la atención", denunció el presidente de la organización, Rubén Villarroel.

Informó que en Cochabamba unos 10 centros de salud prestan servicios de hemodiálisis.

La falta de pago por el servicio afectará a unos 800 pacientes que requieren de hemodiálisis. 

Según los afectados,  solo el municipio de Cochabamba debe 10 millones de bolivianos a las clínicas que prestan servicios de hemodiálisis. El Gobierno central debería un monto similar.

Ramiro Coca, responsable de Enfermedades no Transmitibles del Servicio Departamental de Salud (Sedes), dijo que hay plazos para los pagos. Ayer se canceló la deuda del mes de septiembre y entre hoy y mañana se cancelará los meses de octubre y noviembre, informó.

En Portada