Pasar al contenido principal
35 años de una rica tradición pastelera en el Fidel Aranibar
Priscila Pinell

35 años de una rica tradición pastelera en el Fidel Aranibar

Las caseritas del callejón de tortas del Mercado Fidel Aranibar llevan 35 años ofreciendo a los cochabambinos una diversidad de sabores de pasteles y otras masitas, como las empanadas o pies.

Pasar por el sector de las tortas es un deleite, pues se siente la fragancia de vainilla y chocolate, característicos del sector donde las “cases”; además, endulzan a sus clientes llamándolos de forma cariñosa para que se acerquen a sus sitios.

“Mamita (o papito) pasá, vas a probar, tenemos varios sabores, colores y precios”, es la forma en que llaman a sus clientes que, incluso, son conducidos del brazo hasta el puesto de su elección.

Delantales blancos y gorras de color pastel forman parte del uniforme de todas la “cases” que muestran a través de su apariencia el trabajo higiénico que realizan. 

En varias ocasiones, la Dirección de Intendencia Municipal de Cochabamba realizó los operativos en la zona y no encontró nada irregular.

Varias generaciones crecieron degustando las tortas de las caseritas que por más de 35 años llevan alegría a los cumpleaños, matrimonios, bautizos, fiestas de primera comunión, Día de la Madre, de la Mujer y cualquier otra fecha de celebración.

María Santos es una de las reposteras más antiguas del Fidel Aranibar, lleva 35 años en el mercado. “Además de la atención de la caseta contratamos nuestros dependientes, es decir, generamos trabajo”, dice con orgullo.

 

DIVERSOS SABORES Y DECORADOS

Las reposteras se capacitan continuamente en nuevos preparados y decorados para brindar una mayor opción a sus clientes. De igual forma, señalan que la preparación de la masa es más casera, ya que no utilizan conservantes o bromato porque son dañinos para la salud. Entre los sabores de tortas favoritos por los clientes están la selva negra, moca, frutilla, tres leches, pero también innovan de acuerdo con el pedido que realice el interesado. 

María Santos contó que los clientes, muchas veces, ya llevan el modelo del decorado que quieren para su torta y también los sabores, por lo cual es necesario que estén actualizados en técnicas de decoración.

Los colores que utilizan para la decoración son variados, pues no solo es el clásico blanco, sino también están las tortas verdes y azules.

 

La torta de Wilstermann es una novedad en el sector.

NOVEDADES

Una de las novedades es la torta ‘wilstermanista’ la cual es roja con azul y tiene una lata de cerveza encima de la que sale crema amarilla que asemeja a la espuma de esta bebida. 

 

1 apunte

Pasteleras expresaron que como consecuencia  del mes de conflictos , sus ventas bajaron por la falta de circulante.

 

María Santos muestra las tortas en su caseta.

Un duro trabajo

La jornada laboral de las reposteras del Fidel Aranibar comienza a las cuatro de la mañana, ya que para ofrecer un producto fresco este debe ser elaborado en el día.

Las casetas están abiertas desde las 07.00 hasta las 21.00 los siete días de la semana y también feriados “En nuestro vocabulario no existe la palabra descanso, los días en los que más trabajamos son en los que los demás descansan”, señaló una de las reposteras.

Sin embargo, a pesar de lo sacrificado del trabajo estas manifestaron que los precios de venta van acordes a todo bolsillo.

Los precios de las tortas vas desde los Bs 15 , Bs 40, Bs 60 hasta la de  las de  Bs 250 que es la más grande, para 70 personas.

En Portada