Pasar al contenido principal
Redacción Central

Abrirán la plaza San Antonio en ocasiones

El próximo 13 de junio la parroquia San Antonio y la OTB del mismo nombre están de aniversario y, según informó el sacerdote Linton Guzmán en una entrevista con GENTE, en días pasados se ha logrado conformar el denominado Comité Pro Plazuela, encabezado por la Comuna Adela Zamudio,  la parroquia y algunos vecinos, para analizar aperturas temporales de esta área verde.

La primera experiencia podría darse el mismo 13 de junio, cuando la plaza sea abierta de nueve de la mañana a cinco de la tarde. Sin embargo, solo se permitirá el ingreso de visitantes y gendarmes de la Intendencia estarían encargados de hacer un estricto control para impedir el ingreso de comerciantes.

 

MANTENIMIENTO

Según el presidente de la OTB San Antonio, Nelson Orellana, el mantenimiento de la plazuela representa un costo mensual de 10 mil bolivianos.

En las últimas semanas, la Empresa Municipal de Áreas Verdes (Emavra) trabaja en este predio con el cambio de las bancas y el elevando las cercas para impedir el ingreso de los perros a los sectores que tienen pasto. También se hacen arreglos en la iluminación. Las obras estarían listas para el 13 de junio.

 

OPINIONES DIVIDIDAS

“Yo cómo no quisiera que se abriera, pero me da miedo que abran porque es el único pulmón que tenemos en la zona”, dice Linton Guzmán.

“Muy contadas veces han abierto, pero las pocas veces que han abierto,  los que han ingresado inmediatamente los árboles los han convertido en mingitorios y basureros”, se queja el párroco.

Insiste en que lo ideal es que se pueda abrir a los vecinos y a los visitantes, pero su gran preocupación es que la gente no sepa cuidar este espacio y siempre existe el riesgo de que los comerciantes ambulantes quieran apropiarse. “La plazuela es un espacio público y libre de usar. En los últimos 15 años solo se ha abierto unas tres veces. Este tema es complicado”, asegura Nelson Orellana, quien espera poder lograr que este espacio pueda ser usado por los vecinos y visitantes. 

15 AÑOS CERRADA

Debido a la proliferación de comerciantes y denuncias de venta de drogas y prostitución, el año 2003 la municipalidad, la OTB y la parroquia unieron fuerzas para cercar la plaza.

A partir de 2006, el Concejo Municipal ya ha emitido tres ordenanzas. Una de ellas está referida a la mantención del nombre de San Antonio, ya que había vecinos que pedían que se vuelva a su nombre original de  Francisco del Rivero. La segunda ordenanza define un reglamento de administración de la plaza, con sede en la parroquia, y la tercera ordenanza señala  la creación del reglamento del uso de la plaza, reglamento que ya existe y es el que regularía las futuras aperturas.

Al fondo los árboles de  la plaza.

Al fondo los árboles de  la plaza.

 

Pocas áreas verdes

En las últimas tres décadas, debido al crecimiento constante del comercio en San Antonio, esta OTB  ha ido perdiendo poco a poco tanto calles como áreas verdes. 

Por ejemplo, según refiere el presidente de la OTB, Nelson Orellana, hace 25 años en el manzano conocido como Triángulo, ubicado en el inicio de la intersección de la calle Esteban Arze y la avenida Ayacucho, había un parque infantil con columpios y resbalínes, pero los juegos fueron retirados por la Alcaldía de entonces con la promesa de que pronto iban a ser repuestos. Sin embargo, nunca se concretó la reposición y el parque ha sido tomado por comerciantes. 

Lo mismo ha ocurrido con la continuación de la calle Francisco Velarde, que hace varias décadas se llenó de comerciantes de ropa, quienes ya han consolidado sus puestos con la construcción de casetas de metal y luego con el colocado, sobre el asfalto, de pisos con cerámica, algo que se convertirá en un dolor de cabeza cuando tenga que renovarse el alcantarillado.

 

"Había de todo"

Hasta hace unos 30 años, la plaza de San Antonio era un área verde abierta donde los vecinos y parroquianos desarrollaban una serie de actividades. Sin embargo, poco a poco comenzó a ser ocupada por tilines, futbolines, juegos para niños, comerciantes de comida y de ropa, adivinos y hasta vendedores de pornografía.

“Había de todo”, recuerda el sacerdote Linton Guzmán y cuenta que en esa época los árboles se habían convertido en mingitorios y se secaban de un día para el otro. 

“Al ver esa situación de caos, pedimos a las autoridades que se hiciera algo y felizmente  nos escucharon y con la OTB de entonces tuvieron que sacar a los comerciantes y a Dios gracias no hubo problemas”.

 

La plaza San Antonio en 1970.

La plaza San Antonio en 1970.

1 Dato

Lo que conocemos como plaza de San Antonio, antes se llamaba Francisco de Rivero.

La plaza San Antonio el pasado martes.

La plaza San Antonio el pasado martes.

 

"Solamente ingresarían los visitantes que quieran descansar y pasear."

Linton Guzmán

Párroco de San Antonio 

 

"Los vecinos estamos tratando de abriri esa plazuela y no tenerla cerrada."

Nelson Orellana

Presidente de la OTB

En Portada