Pasar al contenido principal
EFE

Primer Ministro peruano no renuncia pese a disolución de su Ejecutivo

El primer ministro de Perú, Ántero Flores-Aráoz, afirmó que se mantendrá en el cargo por "lealtad" al presidente Manuel Merino, a pesar de la renuncia de la mayoría de sus ministros, después de que murieran al menos dos personas en la marcha de protesta realizada el sábado en Lima.

"Si el presidente se va, por supuesto que me voy con él, pero tiene mi lealtad y no puedo dejarlo solo", dijo Flores-Aráoz en entrevista con RPP Noticias.

No obstante, el jefe del gabinete indicó que estaba intentando comunicarse con Merino, pero que no sabía "en qué anda".

Ante la pregunta de los periodistas sobre qué le pediría al presidente, el primer ministro dijo simplemente "que le responda el teléfono".

Además, negó conocer que varios ministros ya habían hecho pública su renuncia porque no se lo habían comunicado y, por tal motivo, los había convocado a una reunión de urgencia.

DIGNIDAD

"Hay que tener dignidad y yo la tengo, si él (Merino) se mantiene, estoy con él, si él se va, me voy con él", repitió el veterano exlegislador en una entrevista que pronto generó entre la hilaridad y el desprecio masivo en las redes sociales.

Flores-Aráoz informó de que horas antes estuvo con Merino revisando "toda la situación de violencia que estuvo produciéndose en las calles" el sábado durante la movilización de protesta contra el gobierno y el Congreso peruanos.

Añadió que resolvieron "hacer una investigación bien profunda" porque había "información no corroborada y que era contradictoria" relativa a los graves incidentes que se produjeron en la marcha de protesta contra el Gobierno.

Según información difundida por las autoridades sanitarias, los enfrentamientos entre manifestantes y la Policía Nacional durante la marcha han dejado alrededor de 63 heridos y al menos dos jóvenes fallecidos por disparos con perdigones.

El presidente del Congreso, Luis Valdez, anunció la noche del sábado que convocó a la Junta de Portavoces para elegir a una nueva mesa directiva del Parlamento y pedir la renuncia de Merino debido a los hechos de violencia producidos en la movilización. 

En Portada