Pasar al contenido principal
EFE y AFP

Mueren 6 en deslizamientos

Seis vidas se perdieron a causa de deslizamientos de tierra en Guatemala y Colombia. Ambos países atraviesan por desastres naturales provocados por intensas lluvias y tormentas en las ciudades tropicales. Asimismo, se busca más de 20 desaparecidos. 

Un deslizamiento de tierra cobró la vida de al menos tres personas, mientras que otras cuatro permanecen desaparecidas en el municipio oriental de Camotán, Guatemala, cercano a la frontera con Honduras, informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred).

La saturación de agua en los suelos como consecuencia de las lluvias en los últimos días provocó que colapsara un muro de concreto sobre una vivienda en el barrio Agua Caliente, donde las unidades de socorro trabajan desde tempranas horas del sábado en busca de las víctimas.

La Conred reportó el rescate de tres personas heridas que fueron trasladadas a un hospital, mientras que inicialmente se ubicó los cuerpos de dos personas fallecidas.

Por la tarde, el Cuerpo de Bomberos de Guatemala anunció haber encontrado a una tercera víctima y mantiene los trabajos de rescate en busca de cuatro personas más.

Según el reporte de la Conred, el paso de la tormenta Eta y las lluvias que se mantuvieron posteriormente dejaron más de 150 muertos y desaparecidos, donde la mayor cantidad de víctimas ocurrió en Quejá de San Cristóbal, en Alta Verapaz, de donde sólo se pudo rescatar los cuerpos de ocho.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, dijo que ahora siguen con atención la trayectoria de la tormenta tropical Iota, que se desplaza en el Caribe, y pidió ayuda a la comunidad internacional para atender daños.

Colombia

Una situación similar se lamentó en el país suramericano. El presidente colombiano, Iván Duque, lamentó, ayer, la muerte de tres personas en el municipio de Dabeiba, departamento de Antioquia (noroeste), tras una avalancha ocasionada por las intensas lluvias de los últimos días.

El mandatario pidió a las autoridades mantener el monitoreo de las lluvias en las zonas del Caribe, Chocó, Antioquia y Santander para evaluar las acciones de prevención de desastres.

También hizo un llamado a los habitantes de las zonas afectadas para que estén atentos a las recomendaciones con el fin de evitar nuevas tragedias.

En ambos países, las tareas de rescate son intensas y difíciles, pues siguen las lluvias. 

En Portada