Pasar al contenido principal
AFP

El presidente ruso recibe una incómoda pregunta

San Petersburgo |

El presidente ruso, Vladimir Putin, tuvo que enfrentar ayer en San Petersburgo una situación embarazosa cuando una mujer le preguntó cuánto ganaba y si sería capaz de vivir con los ingresos que ella percibe, de unos 170 dólares por mes. 

Putin estaba de visita en su ciudad natal y mientras colocaba una corona de flores en la tumba de su primer mentor político, el exalcalde Anatoli Sobshak, Putin fue abordado por viandantes.

En esta circunstancia, una mujer que vestía un abrigo con capucha se abrió paso y se acercó a Putin para preguntarle: "¡Por favor, dígame, ¿cree usted que es posible vivir con 10.800 rublos (170 dólares) mensuales?!". 

"¡Creo que es muy difícil!", admitió Putin en voz baja, de acuerdo con un video publicado por los medios de comunicación rusos.

"Me imagino que su sueldo es de unos 800.000 rublos", le dice ella. 

"Bueno, sí", reconoce Putin, añadiendo que hay gente en Rusia que gana mucho más y, "el presidente no tiene el salario más alto". 

Putin suele brillar al dirigirse al público en grandes auditorios, con preguntas por lo general cuidadosamente preparadas, pero raramente sale a la calle para encuentros impredecibles con ciudadanos de a pie. 

Ayer, el presidente ruso hizo referencia a recientes iniciativas políticas para mejorar la vida de familias con niños, incluyendo la mejora de los beneficios y primas por el nacimiento de un niño.

"Por supuesto que usted tiene razón, el gobierno aún tiene muchos problemas sociales por resolver", reconoció. 

"¿Entonces, por qué no los resuelven?", le replicó la mujer. 

"Los estamos resolviendo", afirmó Putin.

Luego, la mujer le pidió a Putin que posara junto a ella para una foto. 

En Portada