Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Vargas Llosa recuerda que en Cochabamba aprendió lo “más importante” que le ha pasado en la vida

El escritor peruano y ganador de un Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, recordó hoy su infancia en Cochabamba, como el lugar donde aprehendió “lo más importante que me le pasado en la vida: aprender a leer".

Vargas Llosa contó esta experiencia y parte de su infancia en Cochabamba en una columna en el diario peruano La República, recordó con cariño al Hermano Justiniano, quien le enseñó a leer en el colegio La Salle mediante rondas.

“Debido a la lectura, ese mundo pequeñito de Cochabamba se volvió el universo. Gracias a los signos que convertía en palabras y en ideas, viajaba por el planeta y podía, incluso, retroceder en el tiempo y convertirme en mosquetero, cruzado, explorador, o viajar por el espacio hacia el futuro en naves silenciosas”, escribió.

En su columna, también comparó el tiempo de lectura que tienen en la cuarentena con el que tenía en Cochabamba.

“Ahora que, por culpa del aislamiento forzoso a que estamos sometidos los madrileños, leo desde el amanecer hasta el anochecer, diez horas diarias en un estado de felicidad absoluta (morigerada por el miedo a la plaga), aquellos días cochabambinos vuelven a mi memoria”, indicó.

Mario Vargas Llosa pasó su infancia entre Cochabamba (Bolivia) y las ciudades peruanas de Piura y Lima. Actualmente reside en Madrid, España.

Ha sido distinguido, entre otros muchos galardones, con los premios Príncipe de Asturias de las Letras (1986), Cervantes (1994) y Nobel de Literatura (2010).

En Portada