Pasar al contenido principal
Acusan a alcalde Montaño de querer descabezar al Concejo
Claudia Gonzales

Acusan a alcalde Montaño de querer descabezar al Concejo

El presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, René Fernández, y la concejala del Frente para la Victoria (FPV), Angelina Zeballos, apuntaron ayer al alcalde suplente Héctor Montaño y a concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS), de querer interrumpir la gestión del  Legislativo para frenar las tareas de fiscalización que se realizan sobre la compra irregular de una planta asfaltadora, hecho ocurrido en 2018.

Héctor Montaño, consultado ayer sobre el tema, no quiso dar declaraciones vía teléfono por tratarse de un tema muy delicado y por razones de tiempo, este medio no pudo trasladarse hasta Quillacollo para conocer su versión sobre el tema.

El Concejo madrugó ayer instalando una sesión a las siete de la mañana, para tratar el pedido oficial hecho por el presidente del Comité Cívico, Iván Herrera, para que Fernández sea removido de su cargo y dar cumplimiento al reglamento que instruye que el presidente del Concejo sea de la bancada mayoritaria.

Según Fernández, este pedido es absolutamente coincidente con la resolución emitida por el Concejo la semana pasada, y que tiene por objetivo que se siga el proceso penal dispuesto por la Contraloría contra ocho concejales que aprobaron la compra irregular de la planta asfaltadora: Willy López, Antonio Montaño, Plácido Molina,  Héctor Montaño, Víctor Osinaga, Juany Veizaga,  Aydee Mamani, Roberto Vargas.

“Al parecer ese es el motivo principal de don Iván Herrera, perjudicar esta fiscalización que no la hemos hecho recientemente, este es un trabajo de fiscalización permanente”, dijo Fernández.

Si bien cuatro concejales del MAS en primera instancia consideraron la renuncia de Fernández, finalmente el Concejo por unanimidad decidió mantener la directiva actual posesionada en mayo de 2019.

En Portada