Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Ordenan detención de dos presuntos asesinos de niña mexicana

México |

Un juez mexicano emitió órdenes de detención por secuestro agravado y feminicidio en contra de Giovana y Mario Alberto, como han sido identificados los sospechosos de la agresión sexual y asesinato de la niña de 7 años Fátima en Ciudad de México, informaron fuentes de la Fiscalía.

"La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México informa que se coordina con la Fiscalía del Estado de México para cumplimentar órdenes de aprehensión contra dos probables responsables de secuestro agravado y feminicidio", informó la Fiscalía capitalina en Twitter.

Una fuente de la Fiscalía capitalina explicó que un juez de control ya había emitido dicha orden detención y ahora se procedía a notificar la situación a los dos acusados y a su posterior trasladado a un reclusorio de la Ciudad de México.

Actualmente se encuentran en las instalaciones policiales del municipio de Atizapan de Zaragoza, en el vecino Estado de México, donde fueron arrestados.

"Se les va a trasladar a disposición de la autoridad judicial", informó la fuente, quien no detalló al penal capitalino al que serán trasladados.    

Desde que fueron detenidos el miércoles en la noche, ambos fueron acusados de cohecho debido a que ofrecieron dinero a los policías para que los dejaran huir.    

Se disponía de 48 horas para presentar más pruebas y, finalmente, estas se lograron y los detenidos serán en breves presentados ante un juez acusados de feminicidio y secuestro agravado.

El miércoles por la noche las autoridades mexicanas informaron de la captura de los dos presuntos responsables del asesinato de Fátima, quien fue hallada muerta unos días dentro de una bolsa tras haber sido secuestrada a la salida de su colegio.

De acuerdo con el informe de las autoridades, miembros de la Guardia Nacional recibieron la denuncia de una familiar de los acusados que informó sobre el paradero de Giovana y Mario Alberto, pareja sentimental, y ayudaron a la Policía a llegar a ellos, que se estaban escondiendo.

Colectivos feministas convocaron a un paro nacional de mujeres para el próximo 9 de marzo, que de inmediato generó un amplio consenso a favor en sectores del gobierno y el Congreso, así como entre artistas e intelectuales.

La fecha fue fijada un día después del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora en todo el mundo el 8 de marzo con actividades diversas, porque se considera más efectivo parar un día hábil (el 8 de marzo cae domingo en 2020).

Asimismo, ocurre en una de las coyunturas más álgidas de los últimos tiempos, marcada por el aumento imparable en la curva de feminicidios en un país donde cada día al menos 10 mujeres son asesinadas por el solo hecho de serlo.

En Portada