Pasar al contenido principal
AFP

Inicio de una tregua histórica en Afganistán

KABUL |

Afganistán se despertó el sábado con la esperanza de que la tregua que da comienzo y debe durar una semana se aplicará en el terreno, requisito previo esencial para la firma de un acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes.

"Es la primera mañana en la que puedo salir sin miedo a que me mate una bomba o un ataque suicida", declaró a la AFP Habib Ullah, taxista en Kabul. "Espero que esto dure para siempre".

Qais Haqjo, forjador de 23 años, se mostró menos optimista. "Creo que los estadounidenses están huyendo y abriendo el camino para que los talibanes vuelvan y gobiernen el país como en la mitad de los años 1990", dijo en su taller en la capital afgana. Para él, "la paz no llegará en este país".

Se supone que esta tregua parcial, o "reducción de la violencia", demuestra la buena fe de los insurgentes antes de la firma de un acuerdo histórico con Washington a finales de mes sobre una retirada gradual de las tropas estadounidenses a cambio de garantías de seguridad.

El objetivo de Estados Unidos es sobre todo evitar que Afganistán vuelva a ser un refugio de yihadistas, dos décadas después de que Osama Bin Laden concibiera ahí los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El acuerdo también debe conducir a que se inicien discusiones interafganas sobre el futuro del país, después de que los talibanes lleven 18 años rechazando negociar.

La tregua comenzó la medianoche del sábado (19H30 GMT del viernes). El acuerdo, por su parte, deberá firmarse el 29 de febrero, siempre y cuando se constate una reducción de ataques en el territorio afgano, una requisito exigido por Washington.

"Una vez que (la reducción de la violencia) se aplique con éxito, la firma del acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes deberá seguir adelante", declaró el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en referencia a la promesa electoral de Donald Trump de retirar sus tropas de Afganistán.

El secretario de Defensa, Mark Esper, advirtió en un tuit que si los talibanes no demuestran "su compromiso con una reducción real de la violencia", Estados Unidos "sigue dispuesto a defenderse y a defender a sus socios afganos".

"Nos preparamos para que la firma tenga lugar el 29 de febrero", precisó Pompeo en un comunicado publicado tras su visita a Arabia Saudita.

En Portada