Pasar al contenido principal
Guardias, operativo, Cochabamba
Redacción GENTE

Dueños de bares echan a patadas a los gendarmes

Los guardias municipales que realizan operativos de control en los locales nocturnos fueron echados a patadas por los dueños de los boliches, denunciaron ayer los directores municipales de Seguridad Ciudadana, Movilidad Urbana y la Intendencia, Enrique Navia, Óscar Velarde y Roberto Kotoriy, respectivamente.

Navia adelantó acciones legales en contra de los infractores porque la agresión a los funcionarios es un delito porque interfieren con el trabajo de control del cumplimiento de horario, aforo y medidas de bioseguridad para evitar contagios de coronavirus en la cuarta ola de la pandemia.

El viernes en la noche y ayer en la madrugada se realizó un megaoperativo en el que se procedió a la clausura dos licorerías en la zona sur de Cochabamba y tres discotecas en la zona norte porque infringieron las normas establecidas por el Comité Operativo de Emergencia Municipal (COEM).

Además, se procedió a desalojar a las personas que se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas en vía pública y se desechó las bebidas.

También se procedió al desalojo de taxis que estaban fuera de horario de circulación por lo que para los próximos operativos se contará con grúas para el traslado de los coches a las postas municipales.

Kotoriy lamentó el incumplimiento de las medidas de bioseguridad. “Se puedo evidenciar el relajamiento en las personas que estaban en diferentes lugares de la ciudad donde no estaban con barbijos, no tenían el distanciamiento correspondiente y bebían de un solo vaso”, indicó.

Aseguraron que los operativos continuarán porque se ha visto el incremento de contagios en el municipio y las camas de internación en la Unidades de Terapia Intensiva se van copando. “Las clausuras continuarán porque la gente no puede beber en vía pública y muchos locales ofrecían espectáculos de grupos en vivo, y está prohibido”.

El secretario municipal de Gobernabilidad, Gustavo Camargo, denunció que los dueños de los boliches traicionaron a la confianza que se les dio para su reactivación y asumen actitudes abusivas.

En el operativo encontraron locales abiertos a las 02.30 y 03.00 cuando deben cerrar a la 01.30 porque el permiso de circulación es de 05.00 a 02.00 del día siguiente.

En Portada