Pasar al contenido principal
EFE

Reconstruyeron la cara de un neandertal que vivió hace más de 50.000 años

El Museo Nacional de Antigüedades de Países Bajos presentó una reconstrucción facial del primer neandertal neerlandés, Krijn, un joven que vivió hace entre 50.000 y 70.000 años y cuyo fragmento de cráneo fue localizado hace dos décadas.

El fósil del neandertal, que se podrá ver en el museo hasta el 31 de octubre, tiene un bulto notable en el ojo derecho, resultado de un pequeño tumor, y fue localizado hace veinte años en Zelanda por el paleontólogo aficionado Luc Anthonis, después de ser aspirado del mar del Norte por una draga de succión frente a la costa.

El fragmento de hueso localizado solo medía diez por seis centímetros, pero fue la primera pieza de un neandertal que se desenterró del mar del Norte y la primera vez que se encontró esta especie humana en Países Bajos.

Desde entonces, la pieza ha estado bajo investigación en la Universidad de Leiden, junto a la red de expertos del Instituto Max Planck, y se llegó a la conclusión de que Krijn era un joven “bastante robusto” y comía principalmente carne, según un examen de los isótopos estables.

En cuanto al hueco situado detrás de su gran arco de ceja, los investigadores, que apodaron al joven como "neandertal Krijn", aseguran que es el resultado de un tumor subcutáneo inofensivo, aunque “nunca antes se había diagnosticado tal condición en un neandertal”, subrayó el museo.

Adrie y Alfons Kennis, dos famosos paleoartistas neerlandeses, analizaron los rasgos distintivos de varios cráneos neandertales para crear un rostro “científicamente sólido” de Krijn, uno de los habitantes de Doggerland, la tierra prehistórica sumergida en el mar del Norte frente a la costa neerlandesa, cuando el nivel del mar era al menos 50 metros más bajo de lo que es ahora.

Los Kennis son conocidos por varias reconstrucciones de humanos prehistóricos, como Ötzi, la momia del “El hombre de hielo” o la figura de un niño de 11 años.

En Portada