Pasar al contenido principal

Hombre es mordido por pasajero después de pedirle que usara mascarilla

Un hombre discapacitado afirma que fue mordido por un pasajero de autobús enojado en Bélgica después de pedirle que usara su máscara correctamente, según los informes.

Robert Murphy, que vive en Merksem en Amberes, dijo que fue mordido dos veces en el pecho por el hombre de 38 años que abordó el autobús con su compañero, informó LADbible, citando el periódico holandés AD Media.

La pareja tenía sus máscaras debajo de la barbilla y se sentaron directamente frente a Murphy, de 56 años, lo que provocó que el irlandés les pidiera que pusieran los cobertores de la manera correcta. "Solo le pedí al hombre que se pusiera la máscara correctamente sobre la nariz", dijo. El hombre se negó, dijo Murphy, y se produjo una pelea.

"Traté de liberarme, pero estoy discapacitado, así que no fue fácil", dijo Murphy. “Nos peleamos hasta que el hombre se arrojó contra mi pecho y me mordió. No lo podía creer. Era como un perro loco.

"Lo aparté, pero no me dejó solo. Todo el tiempo trató de morderme de nuevo. Otros pasajeros sacaron al hombre de Murphy y la pareja saltó del autobús y huyó. Más tarde fueron arrestados por la policía belga.

Murphy fue al hospital para recibir tratamiento para las marcas de mordida. "Por extraño que parezca, el médico no quiere hacer una prueba COVID-19 porque no puedo demostrar que la otra persona, el mordedor, estaba infectada con el virus. Los dedos cruzados”, dijo.

En un hecho relacionado, una pareja en Minnesota usó máscaras con esvásticas en un supermercado, en un hecho que causó indignación en las redes sociales con la viralización del momento en que otros clientes les reclaman el uso de la simbología nazi.

El hecho ocurrió en el primer día de uso obligatorio de máscaras en comercios y espacios públicos interiores para evitar los contagios de coronavirus y las imágenes fueron compartidas por Raphaela Mueller, una joven vicaria nacida en Alemania que quedó estupefacta cuando vio los pañuelos.

Sin embargo, la pareja expuso sus insólitos argumentos para defender el uso del símbolo del Tercer Reich. “No soy nazi. Estoy tratando de decirles que esto es lo que pasará en Estados Unidos. Si votan por Biden, van a vivir en la Alemania Nazi. Así es como va a ser”, aseguró la mujer.

“Estamos viviendo bajo un estado socialista”, acotó su compañero, mientras transcurre el cuarto año de gobierno del republicano Donald Trump. El sujeto vestía una camiseta con el lema “True red, white and blue” (verdaderamente rojo, blanco y azul, los colores estadounidenses).

En Portada