Pasar al contenido principal

Profesor de Harvard explica cómo terminar con el coronavirus en tres semanas

Michael Mina es profesor en la Universidad de Harvard y se ha convertido en uno de los nombres del día después de asegurar que es posible acabar con el coronavirus en apenas tres semanas.

Según su explicación, bastaría con que los ciudadanos se hagan test masivos y rápidos en casa cada dos o tres días con unos kits de un dólar. Es, dice, un sistema fácil y parecido a una prueba del embarazo: habría que recoger un poco de saliva o de mucosa nasal y el resultado estaría listo en 15 minutos.

Así lo ha explicado este experto en protocolos a la revista Harvard Magazine. Mina asegura que la fabricación de estos test rápidos está al alcance de la industria. Ya existen y su precisión está siendo comprobada en la actualidad por una empresa satélite de la universidad, según recoge Nius.

Mina asegura que las PCR actuales detectan a los contagiados cuando ya apenas contagian. Indica que no se están administrando de forma indiscriminada –sino que se suelen hacer a personas con síntomas o a los contactos de los contagiados– y que por eso, cuando se indentifica un positivo, esa persona ha podido contagiar ya a otras y probablemente esté empezando a dejar de ser contagiosa porque su infección está remitiendo. "Cuando se detecta un positivo, los servicios sanitarios ya no pueden hacer mucho para alcanzar el primer objetivo: atajar los rebrotes".

Mina subraya que, dado que los PCR se circunscriben al ámbito clínico, hay que emplear un sistema diferente que permita acortar los tiempos para aislar a las personas que dan positivo mientras aún son infecciosas para romper las cadenas de contagio. Todo ello, tras comprobar el fracaso del sistema de pruebas actual.

En Portada