Pasar al contenido principal
Betty Rojas Rodríguez

Falta de vuelos será el problema a la hora de volver a las prácticas

Wilstermann y Bolívar tienen planificado volver a los entrenamientos máximo a fin de mes para poder enfrentar la Copa Libertadores, pero la falta de vuelos internacionales será un gran problema que deberán resolver, porque varios de sus jugadores extranjeros están fuera del país.

En el caso específico de Wilstermann cuatro de sus siete jugadores extranjeros están fuera del país. Serginho se encuentra en Brasil, Ismael Benegas en Paraguay, Humberto Osorio en Colombia y Cristian Chávez en Argentina. Los otros jugadores extranjeros se encuentran en la Llajta incluido el DT, Cristian Díaz.

Tres miembros del cuerpo técnico están igual fuera del país. Gastón Ramondino, asistente técnico; Pablo Oviedo, preparador físico, y Pablo Ramondino, analista de videos, se encuentran en Argentina; mientras que Sergio Migliaccio, el entrenador de arqueros, está en Uruguay.

Todos ellos ya fueron comunicados de que deben volver al país, pero el gran problema es que no hay vuelos internacionales, porque las fronteras aún están cerradas.

“Lamentablemente, no hay vuelos, no están habilitados aún y ese  es el problema”, explicó Alex Antezana, médico de Wilstermann.

La idea era que antes de volver a los entrenamientos los jugadores estén en Cochabamba 14 días antes para ingresar en una cuarentena rígida. Pero con el actual panorama la situación cambió y se analizan las opciones para apresurar los tiempos.

“A los jugadores se les harán pruebas rápidas directamente, sale negativo y 72 horas después a entrenar”, explicó Antezana.

El galeno explicó que algunos jugadores del interior del país ya se encuentran en Cochabamba, que se les hizo pruebas de Covid-19 y que no hubo más casos positivos.

Antezana informó que hasta ayer no tuvieron respuesta del Ministerio de Salud sobre la aprobación de su protocolo, pero esperan tener alguna notificación hasta mañana.

 

WILSTER QUIERE JUGAR EN COCHABAMBA

Ante la posibilidad de que la fase de grupos de la Copa Libertadores se pueda disputar en una sola sede, posiblemente en Uruguay, el titular del club Wilstermann, Gróver Vargas, explicó a los medios que el aviador buscará mantener a Cochabamba como su sede.

“Nosotros lucharemos para jugar de locales en Cochabamba, creo que nuestro estadio tiene la condiciones para disputar los partidos a puertas cerradas, tiene un enmallado y un tema de seguridad que ayudaría a que no haya ningún problema, para que se juegue la Copa Libertadores en Cochabamba”, dijo Vargas.

Además, el dirigente aseguró que buscará dialogar con el Gobierno para gestionar la aprobación de su protocolo para la vuelta al entrenamiento, porque sus rivales ya están trabajando.

 

BOLÍVAR CONVOCÓ A SUS JUGADORES PARA EL 25

La academia paceña convocó a sus jugadores para que estén en la ciudad de La Paz como máximo hasta el 25 de julio, con la idea de reiniciar con el entrenamiento una vez que se tenga la autorización del Gobierno.

“Estamos previendo que la próximo semana y la subsiguiente ya deberían estar todos los jugadores en La Paz,  la idea es que de estén antes del 25 de julio”, aseguró Jorge del Solar, dirigente del club Bolívar, a los medios.

En cuanto a poder jugar en otra sede, como Uruguay, Del Solar dijo que no es lo ideal, que ojalá no sea así y que se mantengan las sedes.

En Portada