Pasar al contenido principal
Betty Rojas Rodríguez

La FBF lanzará otra licitación pese a la oposición de seis clubes

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anunció que hasta este fin de semana se lanzará un segunda licitación o la invitación directa de los derechos de televisión para las siguientes cuatro temporadas 2021-2024, pese a que seis de los 14 clubes se oponen a venderlos a terceros y apoyan la propuesta de crear su propio canal de fútbol.

La determinación fue dada a conocer por el titular de la FBF, César Salinas, después que no se pudo instalar la reunión del Consejo de la División Profesional, por falta de quórum, ya que 6 (Bolívar, Wilstermann, Oriente Petrolero, Blooming, Guabirá y Royal Pari ) de los 14 clubes no asistieron y se requiere un mínimo de 2/3 para instalarla.

“El comité ejecutivo dentro de la normativa que le compete y que le da las facultades para licitar o vender de manera directa los derechos de tele y lo vamos a lanzar, así de sencillo”, señaló Salinas, a tiempo de indicar que no va a esperar a que “seis clubes estén ahí obstruyendo el progreso de nuestro fútbol”.

Después de que por semanas los directivos de la FBF aseguraron en reiteradas oportunidades que la manera más transparente de vender los derechos de televisión es a través de una licitación, ayer Salinas dejó abierta la posibilidad de una adjudicación directa, algo que rechazaron tras la propuesta que hizo el presidente del club Bolívar, Marcelo Claure, de Unidos por el Fútbol.

El anuncio de una posible adjudicación directa encendió las alarmas, porque podría dar a entender que los derechos de televisión se entregarán sin una licitación nuevamente a la empresa Sport TV Rights. Así opina el expresidente de la Liga, Mauricio Méndez.

Entre tanto, el presidente de la FBF dejó en claro que no necesita de la autorización de los clubes ni para decidir cómo se venden los derechos de TV ni tampoco para definir las base de una nueva licitación.

“Los presidentes no tienen ninguna facultad para autorizarme el tema de la licitación, esa es exclusiva potestad del comité ejecutivo. Nosotros no podemos esperar que los 14 clubes firmen, porque primero sencillamente no se va a dar y segundo porque estatutariamente solamente el comité ejecutivo tiene la potestad de poder lanzar una licitación”, dijo Salinas.

Esta división que se genera en la División Profesional por la venta de los derechos de televisión, podría generar la “mayor grieta en la historia del fútbol boliviano”, según entiende Mauricio Méndez, quien incluso advierte que los hinchas de los equipos afectados podrían interponer un amparo constitucional en contra de la FBF.

Según Méndez, la federación “se está enfrentando a seis clubes que no son mancos y el día de mañana cuando quiera licitar derechos que son de terceros, puede originar el cisma más grande en la historia del fútbol boliviano y la factura puede ser muy grande”.

Méndez, quien dirigió la Liga por 12 años, se sintió apenado “por la manera en la que el señor Salinas se refirió a los dirigentes como ‘esas personas’, como diciendo estos tipos, no podemos entrar a esa posición de falta de respeto. Él tiene que buscar y persistir en el diálogo y no pensar que porque es presidente puede hacer lo que él cree que esté correcto”.

Para Méndez, esta guerra que comenzó aún se puede evitar, pero la única manera de evitarla es buscando el diálogo. “El consejo que les puedo dar es que bajen las aguas y calmar las aguas es comenzar a dialogar con todos”, dijo Méndez.

Para el valluno, si la norma federativa impide que las dirigencias interpongan un juicio penal o un amparo constitucional por violación a sus derechos, “cualquier tercero puede hacerlo también. Puede haber una denuncia de los hinchas”.

Méndez también hizo referencia a que, si bien la organización del campeonato es de la FBF, los clubes tienen los derechos de autor, porque son los actores principales del torneo. Además que son los que corren con los gastos logísticos de los partidos, y no la FBF.

 

PIDEN SANCIONAR A LOS FALTANTES

Los clubes que ayer no asistieron al consejo enviaron una carta en la que se puntualizaban las razones, entre ellas que no fue convocada en el tiempo estipulado en el Estatuto de la FBF.

Ante estas ausencias, el vicepresidente de la FBF, Marco Rodríguez, catalogó las cartas de “irrespetuosas”. “No son quienes para decir cuándo y cómo haremos las reuniones de consejo, tienen que respetar porque hay un comité ejecutivo electo. Son seis personas que no tienen capacidad de escuchar y debatir. Quieren entrampar el fútbol boliviano y llegó el límite, apliquemos las normas. Es momento de tomar medidas ante tribunales con estas personas, no con los clubes”.

 

“LOS DERECHOS SE MANTIENEN”

“Si somos serios y respetuosos, todo asesor manifiesta de que los derechos se cumplen. Veamos una disposición de la Federación a solucionar esos temas. Los derechos se mantienen. Entendemos que hay una situación, un caso fortuito y eso está contemplado en el contrato”, indicó José Quiroga dueño de la empresa Sport TV Rights.

El fútbol nacional aún debe cumplir con el contrato con Quiroga, que si bien finaliza el 31 de diciembre, se deben cumplir con una cantidad determinada de partidos. El acuerdo establece 364 cotejos al año y este 2020 se disputaron solo 84. El incumplimiento señala 13 mil dólares por cotejo no jugado.

 

FBF DICE QUE LOS DERECHOS DE TV LE PERTENECEN Y NO A LOS CLUBES

PÁGINA SIETE

La parte legal de la FBF destrozó el plan Unidos por el Fútbol, que lidera Marcelo Claure, para transmitir el fútbol boliviano por los siguientes 10 años. En un informe jurídico, la FBF aclaró que ningún club de la División Profesional es dueño de sus derechos y que los mismos le pertenecen al organizador de los torneos.

El abogado Jorge Mostajo explicó que la propuesta de Unidos por el Fútbol no aplica en la legislación boliviana y que tiene muchas fallas que deberían subsanarse antes de consolidarla como una empresa.

Mostajo puso énfasis en tres puntos para justificar su postura: la parte comercial, telecomunicaciones y tributaria.

Comercial

“En la parte comercial, la empresa no está constituida y no se puede tomar una oferta sobre algo que no está constituida. Debía registrarse en Fundempresa para adecuarse a la legislación boliviana”.

Telecomunicaciones

Dijo que “Unidos por el Fútbol debería obtener una licencia para ser operador. Eso tarda mucho tiempo para ser aceptado por la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT). Habría un problema de parte del regulador por el monopolio que propone Claure al ser el mayor accionista”.

Impuestos

En la parte tributaria, Mostajo recomendó a los clubes y la FBF que se tenga cuidado en el pago del impuesto a las utilidades. Recordó que los clubes están exentos de este pago, pero que impuestos le cayó con todo a una entidad (Bolívar) por querer aplicar esta figura en la venta de departamentos que tiene en las torres de la Calle 17.

En Portada