Pasar al contenido principal
Redacción Central

La Cepal empeora su proyección de desplome del PIB boliviano: -5,2%

Cada vez son más los informes que proyectan un desplome de la economía boliviana por debajo del 5 por ciento. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectó ayer la cifra negativa de -5,2 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país para 2020. El último guarismo ofrecido por el organismo internacional, en abril pasado, fue de 3 por ciento, también negativo.

El porcentaje de la Cepal, sin embargo, es menos pesimista que la última proyección del Banco Mundial, que en junio pasado dio la cifra de -5,9 por ciento para Bolivia; mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) previó -2,9 por ciento en su último informe sobre el tema, correspondiente a abril pasado (el informe de junio no detalla cifras por países).

En todos los casos, los organismos atribuyen a la pandemia del coronavirus como el principal factor que estira para abajo el crecimiento de los países de la región.

El informe de la Cepal proyecta la caída histórica de -9,1 por ciento para la región subcontinental de América Latina y el Caribe, cuando en abril pasado había previsto una recesión regional de 5,3 por ciento.

En su informe, la Cepal explica que, si bien hay países como Uruguay o Paraguay que han recuperado cierta normalidad y levantado las medidas de contención, “otros han debido mantenerlas o incluso intensificarlas ante el persistente aumento de nuevos casos diarios de la enfermedad”.

Se trata de la peor contracción de la actividad económica desde que se tienen registros y se traducirá en una caída del PIB per cápita regional hasta niveles de 2010.

Con más de 3,4 millones de infectados y 350 mil muertos, la región es en la actualidad uno de los principales focos mundiales de la pandemia.

Los países más afectados serán Venezuela (-26%), Perú (-13%), Argentina (-10,5%), Brasil (-9,2%), México (-9%), Ecuador (-9%), El Salvador (-8,6%), Nicaragua (-8,3%), Cuba (-8%) y Chile (-7,9%).

En el medio y final de la tabla están Panamá (-6,5%), Honduras (-6,1%), Colombia (-5,6 %), Costa Rica (-5,5%), las islas del Caribe (-5,4%), República Dominicana (-5,3%), Bolivia (-5,2%), Haití (-5%), Uruguay (-5%), Guatemala (-4%) y Paraguay (-2,3%).

 

Desempleo

Los indicadores laborales también sufrirán un importante deterioro: la tasa de desempleo se ubicaría en torno al 13,5 por ciento, lo que implica un aumento del 2 por ciento con respecto a la previsión de abril y del 5,4 por ciento comparado con 2019.

El número de parados se incrementará así en 18 millones con respecto al año pasado y llegará a 44,1 millones de personas.

“Estas cifras son significativamente mayores que las observadas durante la crisis financiera mundial, cuando la tasa de desocupación se incrementó del 6,7 por ciento en 2008 al 7,3 por ciento en 2009”, alertó Cepal.

Respecto a la pobreza, el organismo calcula que la tasa aumentará este año hasta el 37,3 por ciento, con lo que el número de personas en situación de pobreza pasará de 185,5 millones en 2019 a 230,9 millones este año.

Los mayores incrementos de pobreza se producirían en Argentina, Brasil, Ecuador, México y Perú, mientras que la pobreza extrema se incrementará en 28,5 millones este año y tendrá un impacto especial en las mujeres.

En Portada