Pasar al contenido principal
EFE

40 años de “The Empire Strikes Back”, la cima de “Star Wars

LOS ÁNGELES,

“The Empire Strikes Back” (1980) cumple 40 años consolidada como la cima de “Star Wars”, algo curioso para una cinta muy oscura y en la que triunfaba el mal dentro de una saga de ciencia-ficción erigida, principalmente, sobre valores positivos como la esperanza, la rebeldía o la amistad.

“Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back”, por su nombre completo, cargaba con la pesada losa de ser la secuela de la que por entonces era la película más taquillera de la historia: “Star Wars: Episode IV - A New Hope” (1977).

Pese a ello, “The Empire Strikes Back” también triunfó en taquilla.

“Yo dirijo a actores, luego mandan el metraje a California y me entero de qué trata la escena”, añadió.

Estos son algunos puntos que explican el legado de “The Empire Strikes Back”: PADRE NO HAY MÁS QUE UNO.Pese a que “Que la Fuerza te acompañe” también podría opositar con muchos puntos, no hay duda de que “Yo soy tu padre” en la voz de Darth Vader es la frase más recordada de “Star Wars” y un momento fundamental en la historia del cine.

La confesión ante un Luke Skywalker entre atónito y desesperado no sólo fue una gigantesca sorpresa para el público, sino que, ante todo, sirvió de culminación al giro de “Star Wars” en “The Empire Strikes Back”: el paso de un tono más aventurero y ligero de space-opera de la primera cinta al retorcido drama familiar de aroma shakesperiano de su secuela.

 

Yoday la fuerza

Obi-Wan Kenobi (Alec Guinness) ya había dado algunas claves en “A New Hope”, pero la presentación del incomparable Yoda permitió que el público pudiera conocer mejor qué había detrás del etéreo concepto de la Fuerza.

Entre lecciones a Luke Skywalker más o menos sesudas, quedó claro que una de las claves de los jedi para explotar el poder de la Fuerza era dominar sus sentimientos, alcanzar el autocontrol, resistirse al odio y las pasiones, y llegar así a una especie de ataraxia estoica.

 

Tentaciones

Por encima de todo, “The Empire Strikes Back” representa el punto de mayor poder del Lado Oscuro y sólo “Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith” (2005) le puede discutir ese absorbente halo de maldad.

En esta continuación nada iba bien para los héroes de “Star Wars”: Luke Skywalker descubría que su mayor enemigo era su padre, Han Solo acababa la cinta congelado tras ser traicionado por Lando Calrissian, el Emperador y Darth Vader iban un paso por delante de todos, los cazarrecompensas acechaban en cada rincón.

 

En Portada