Pasar al contenido principal
EFE

Minimalismo de surcoreano Hong encanta a la Berlinale

El minimalismo del surcoreano Hong Sangsoo sedujo a la Berlinale, en una jornada volcada en la mujer, tanto por parte de quien acudía como primer representante del cine asiático a concurso como del que planteaba, procedente de EEUU, un alegato en favor del aborto legal “The Woman Who Ran” —“Domangchin Yeoja”, en su título original— brindó 77 minutos de conversación entre cuatro amigas, plagados de sutilezas e ironías, en un Seúl raramente sosegado. “Es un título que expresa un sentimiento. Todas las mujeres de mi filme huyen de algo, de las presiones o de la insatisfacción”, explicó Hong.

De acuerdo con la señal de identidad de este director, cada imagen, cada frase responde a un propósito concreto. Sea en una cortés pero implacable discusión entre vecinos, con un gato de protagonista, o en las variaciones sobre idénticas preguntas que se lanzan entre sí las vecinas y amigas.

Cuenta con una merecida complicidad del espectador, que adivinará cada una de las ironías o chistes segundos antes de verlos en pantalla.

Parte de una mujer —Kim Minhee— que visita a sus amigas aprovechando un viaje de negocios de un marido del que no se había separado ni un día en cinco años. Cada una de ellas estará viviendo su propia separación, radical o no, todas ellas en viviendas perfectas donde nunca entró ni entrará una mota de polvo.

“Me acerco tranquilo a las cosas. Hago que las cosas se acerquen a mi trabajo, que vengan a mí”, explicó Hong. Con más de 24 filmes a sus espaldas, fue presentado ante los medios del festival como un histórico en la casa.

En Portada