Pasar al contenido principal
Erbol

Áñez promulga ley que devuelve parte del IDH a las regiones

La presidenta Jeanine Áñez promulgó este lunes la Ley 1307, con la cual se devolverá a los gobiernos subnacionales y universidades hasta 200 millones de dólares del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que desde 2015 se les habían quitado. Ahora ese dinero servirá para la lucha contra la COVID-19.

Esos recursos habían sido retenidos desde el 2015, cuando entonces la administración del MAS había impulsado, con la Ley 767, la creación del fondo de incentivo confiscando el 12 % de los ingresos por IDH de las entidades territoriales y universidades.

El ministro de Economía, José Luis Parada, aseveró que desde el 2015 esos recursos no fueron utilizados. 

"Estos recursos que se destinaban en su mayor parte a salud y educación, después de cinco años que no fueron utilizados, se conserva en una cuenta del Banco Central de Bolivia, lo que demuestra que la Ley 767 fue una medida política para dejar sin dinero a las entidades territoriales autónomas", declaró el Ministro.

La ley fue aprobada el 18 de junio por la Asamblea Legislativa. La norma fue celebrada por las asociaciones de municipios.

La norma específica que la distribución de los recursos será 78% para los gobiernos municipales y gobierno autónomos indígenas, 15% para los gobiernos departamentales y 7% para las universidades públicas.

Para el cálculo del monto específico correspondiente a los gobiernos municipales se aplicará el siguiente criterio: el 80% de acuerdo a los factores de distribución del IDH y el restante 20% de acuerdo al Índice de Riesgo Municipal COVID-19, mientras que para las gobernaciones y universidades se utilizará el criterio de distribución del IDH.

Respecto al destino del dinero, la norma señala que las alcaldías y gobernaciones deberán destinar el 50% de los recursos a la compra de pruebas rápidas, equipamiento de hospitales y otras actividades para contener la expansión de la pandemia, el 25% a la provisión de alimentos para la población y el restante 25% para el fortalecimiento de la producción local afectada por la paralización de las actividades durante la cuarentena. 

En Portada