Pasar al contenido principal
EL DEBER

Cuarta ola: El Sedes Santa Cruz declara alerta roja

La cuarta ola del coronavirus golpea a Santa Cruz con el incremento de contagios y el aumento de ocupación en las camas de terapia intensiva (UTI), lo que motivó al Servicio Departamental de Salud (Sedes) a declarar alerta sanitaria roja, a fin de cumplir los procedimientos para una declaratoria de emergencia departamental que permita su contención. El Sedes además sugirió aplicar medidas urgentes, entre ellas restringir las fiestas y los eventos masivos.

La determinación se basa en los datos epidemiológicos que muestran un ascenso sostenido de casos por más de nueve semanas consecutivas, pasando de un promedio de 91 casos diarios a 432, es decir, el contagio aumentó casi cinco veces; en tanto que la ocupación de camas UTI covid-19 subió de 21% a más de 50%.

“Estamos declarando la alerta roja sanitaria departamental porque vemos un ascenso sostenido y peligroso de casos en todos los municipios. Estamos a punto de declarar emergencia departamental”, señaló el secretario de Desarrollo Humano y Salud, Fernando Pacheco.

La autoridad explicó que la alerta roja activa mecanismos administrativos y logísticos para reforzar las acciones de contención. Es un paso previo a la declaratoria de emergencia departamental, que da lugar a la activación del Comité de Emergencia Departamental (COED) y a la erogación de recursos para atender la emergencia.

En la declaratoria de alerta roja, el Sedes también recomendó implementar medidas para mitigar el impacto de la cuarta ola, entre ellas reforzar la vigilancia epidemiológica, habilitar camas en los centros de salud y hospitales, salas de aislamiento y suspender actividades y eventos masivos.

Pacheco anticipó que estas sugerencias serán planteadas en la próxima reunión del COED y destacó las medidas asumidas por el municipio cruceño y los que integran la Región Metropolitana, de prohibir las fiestas de promoción, al igual que los eventos donde se concentren más de 50 personas.

Escalada de contagios

La preocupación manifestada por las autoridades de salud deriva del incremento de casos y el aumento en la ocupación de las camas en los hospitales.

Así lo reflejan las estadísticas oficiales, dado que en la semana epidemiológica 37 (del 12 al 18 de septiembre) se registraron 643 casos, vale decir, un promedio de 91 contagios diarios; mientras que en la semana epidemiológica 46 (del 14 al 20 de noviembre) se reportaron 3.024 contagios, lo que equivale a 432 casos por día.

La razón de crecimiento semanal sigue por encima de 1, lo que significa que el contagio no está controlado.

Los reportes diarios también muestran la escalada, ya que el miércoles cerró con 642 casos, la cifra más alta de esta oleada.

En cuanto a las terapias intensivas, la ocupación de camas se elevó de 21% a más de 50%, entre las semanas epidemiológicas 36 y 47. De igual forma, después de cuatro meses se volvió a superar los 100 pacientes en terapia intensiva, de los cuales 70 están intubados.

Vacunación

De manera paralela a las estrategias para contener la cuarta ola, el Sedes reforzó las acciones para ampliar la cobertura de vacunación en los menores de 12 a 17 años. Un acuerdo con el Seduca, con los colegios privados y con los padres de familia posibilitó que la campaña se traslade a las unidades escolares, comenzando en el colegio Claudina Thevenet.

Por el momento, son seis unidades educativas las que aplicarán la vacuna a los estudiantes, aunque no se descarta la ampliación a otros centros.

El propósito de la campaña es que es que los alumnos de secundaria puedan retornar a las clases presenciales la próxima gestión. Hasta el momento se ha vacunado a 77.000 personas, de las 360.000 que conforman este grupo, según el Sedes.

El despliegue de brigadas al colegio Claudina Thevenet generó gran expectativa entre los escolares que viven en la zona del Plan Tres Mil, que estuvieron desde temprano para recibir su primera dosis Pfizer. Los hermanos Joel y Rodrigo Morales, de 12 y 14 años respectivamente, fueron algunos de los que acudieron a la inmunización.

El Sedes insiste en la vacunación porque ha evitado que golpee con la misma intensidad de las olas anteriores.
 

En Portada