Pasar al contenido principal
Mujer, rapto, niño, Cochabamba
Redacción GENTE

Niño raptado por una mujer es recuperado por la Policía

En menos de 24 horas, la Policía logró dar con la mujer que se llevó a un niño de ocho meses de la calle Héroes del Chaco del municipio de Quillacollo, departamento de Cochabamba. De acuerdo con la denuncia de la madre del infante, el martes por la mañana, la presunta raptora se acercó a ella y le habló de un supuesto bono de 500 bolivianos, le dijo que las personas de bajos recursos económicos podían acceder al mismo e incluso ofreció ayudarla con el trámite para que realice el cobro de supuesto beneficio.

“La señora (raptora) se acercó a mí a eso de las 10.00 (del martes) asegurando que iba a cobrar un bono que el Gobierno estaba dando a la gente pobre, incluso se ofreció a ayudarme con el trámite (…) Todo el día se quedó por el lugar, pero en el momento que yo fui al baño y dejé a mis dos hijos en mi puesto de venta de pastillas, aprovechó para llevarse a mí bebé Mateo, cuando volví ya no estaba mi hijo”, contó Elsa, madre de niño raptado. La progenitora aseguró haber dejado a su niño de ocho meses al cuidado de su hermanito mayor.

 

BÚSQUEDA Y HALLAZGO

Desde las 20.30 de martes pasado, después que la madre formalizó la denuncia de la desaparición del niño Mateo Tórrez Vásquez, la Policía inició la búsqueda del menor de edad y viralizó la fotografía del mismo; además, intensificó los controles en retenes. 

Hasta que, en horas de la madrugada de ayer, cerca de las 04.00, una llamada anónima alertó a la Policía, señalando que un bebé no dejaba de llorar en el interior de un domicilio situado en la comunidad de Ironcollo, Quillacollo. Ayer por la mañana, agentes de inteligencia de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) se hicieron presentes en el inmueble señalado y sorprendieron a Nancy Ch.L., de 35 años de edad, en poder del infante reportado como raptado. La acusada fue plenamente identificada por la madre del menor de edad.

Nancy, quien además tiene dos hijos, entre lágrimas dijo estar arrepentida; además, aseguró que lo hizo por temas pasionales. Supuestamente pretendía hacer creer a su exconcubino que tuvo un hijo para él, con el fin de que vuelva con ella.

“Yo solo quería prestado al bebé, lo iba a devolver, lo hice porque no quería separarme de mi pareja. Solo llevé al bebé a mi cuarto. Quería mostrarle el bebé a mi concubino, porque él me decía (si has tenido un hijo para mí) donde está mi hijo, por ese hombre he cometido este delito”, contó Nancy a la televisora Red Uno.

El comandante departamental de la Policía, Rubén Lobatón, entregó a Mateo a sus padres.

Ahora la acusada enfrenta un proceso penal por rapto y sus dos hijos pasaron a manos de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA).

 

En Portada