Pasar al contenido principal
Agencias

2 mil bachilleres vencen al virus y se titulan como técnicos medios

“Siri, enciende la luz del cuarto 1; Siri apaga la luz de toda la casa”, son las instrucciones del estudiante Juan Vallejo mientras se observa cómo se pagan y prenden las luces de la maqueta que expone; se trata de la rama de Electricidad por la que el estudiante recibirá en dos semanas el título de bachiller en humanidades y el título en técnico medio en Electricidad.

El titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Iván Villa Bernal, señala que en Cochabamba unos 2.000 estudiantes, pese a las dificultades generadas por la pandemia, están logrando titularse con el doble bachillerato, humanístico y técnico.

De las 735 unidades educativas que hay en el departamento, más de 200 ofrecen Bachillerato Técnico Humanístico (BTH) y lograron desarrollar las carreras: mecánica automotriz, química industrial, gastronomía, contabilidad, construcción civil, entre muchas otras.

La educación técnica requiere, sostiene la autoridad, siempre del trabajo presencial, por lo menos un 70% del tiempo en clases.

La Unidad Educativa Tutimayu (Sacaba), por ejemplo, forma a los jóvenes en el área técnica de Turismo Comunitario e Industrialización de Alimentos y han logrado incorporar el néctar de tumbo en la dotación del desayuno escolar de los colegios del municipio sacabeño.

Los primeros estudiantes formados en el área técnica salieron en 2019, ese año se graduaron 17 adolescentes como técnicos; en 2020 fueron un número igual; y este 2021 son 27 colegiales con bachillerato técnico humanístico.

El pasado año, la capacidad de infraestructura y producción abrió paso a los estudiantes para llegar a ser parte de los proveedores del desayuno escolar en Sacaba. Los alumnos más destacados de la promoción 2021 son parte de este equipo de producción.

La entrega implica alrededor de 43.500 raciones (sachets) mensuales para el desayuno escolar de los estudiantes en el municipio de Sacaba. Este emprendimiento no cierra con esta entrega, hay más. Los productores y emprendedores se alistan para la próxima licitación para la entrega de ración líquida del desayuno escolar en 2022.

Los nuevos contratos que adquieran los jóvenes en un trabajo conjunto con la asociación de productores de fruta de Tutimayu les permitirá abrirse más puertas.

Para los egresados que quieran continuar estudios hay apoyos con cursos de nivelación de matemáticas, física, química.

Entretanto, en el área de Turismo, también existen emprendimientos en marcha, en el Museo del Maíz hay siete jóvenes que hacen de guías y son parte de la Gestión de Turismo Comunitario.

Estas experiencias se viven en todos los municipios. En Tapacarí, la Unidad Educativa Japo forma a tejedores y el siguiente paso es el plan de negocio para hacer sostenible la comercialización. El profesor de BTH, Aurelio Canaviri, explica que cuentan con la materia prima y han rescatado los usos y costumbres en el hilado, teñido y tejido las hebras para la creación de frazadas, mantas y prendas de vestir típicas de la zona andina. Para los futuros bachilleres no fue tan complicado el desarrollo de sus clases porque apostaron por la presencialidad debido a la poca tasa de contagios de coronavirus.

Canaviri cuenta que ya cuentan con una tienda para la comercialización de sus productos y gestionan un punto de comercialización en Cochabamba “porque a los turistas les encanta el tejido de la zona andina”.

En la zona de sur de Cochabamba, una experiencia importante es la del Colegio Nacional Tecnológico Ayni Pacha, ubicado en Villa San Andrés, donde se forman a los estudiantes desde 2013 en Química Industrial, Electricidad, Constricción Civil y Gastronomía.

Los estudiantes de Química Industrial han logrado desarrollar toda una línea de productos de limpieza y desinfectantes amigable con el medio con la sábila como ingrediente principal; además de jugos y mermeladas naturales.

Los estudiantes explican que la comercialización de sus productos se realiza en feria y cuenta con el apoyo de toda la comunidad educativa.

Villa explica la dificultad de algunas unidades educativas de equipar sus establecimientos por lo que se han creado módulos que agrupe a varios establecimientos, es el caso del Módulo Tecnológico Productivo Cochabamba al que asisten los estudiantes de cuatro colegios para formarse como técnicos medio en Construcción Civil, Transformación de Alimentos, Gestión Ambiental y Gastronomía.

En el trópico cochabambino, en el municipio de Shinahota, la Unidad Educativa Evo Morales Ayma forma a bachilleres como técnico medio en Mecánica Automotriz y Gastronomía.

En Portada