Pasar al contenido principal
EFE

Bolivia supera los 3 millones de segundas dosis aplicadas contra la covid-19

Bolivia informó este martes 340 nuevos casos y 8 decesos a causa de la covid-19 en una jornada en la que el proceso de inmunización superó los 3 millones de segundas dosis aplicadas desde su inicio a fines de enero.

Los departamentos con mayor cantidad de nuevos contagios fueron Santa Cruz con 109 y La Paz que acumuló 75, mientras que las demás siete regiones presentaron casos que oscilan entre 16 y 38.

De acuerdo con un boletín difundido por el Ministerio de Salud, el país lleva trece semanas en desescalada, luego del tercer pico de contagios que se produjo entre principios de mayo y mediados de julio con jornadas con 3.000 casos y fallecidos que superaron el centenar.

Con los registros de esta jornada, Bolivia acumula 18.603 fallecidos y 495.612 contagios confirmados desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado, de los que 29.201 casos se mantienen activos.

El proceso de vacunación ha logrado la aplicación de 3.322.502 primeras dosis y 3.001.093 de la segunda entre inmunizantes como Sinopharm y Sputnik V, adquiridos por el Gobierno, junto a aquellas del tipo AstraZeneca, Pfizer y Janssen que llegaron mediante el mecanismo Covax de las Naciones Unidas.

El Gobierno del país ha precisado que el 81 % de las 12.459.650 vacunas que llegaron al país fueron adquiridas mediante compras bilaterales, mientras que el restante 19 %, unas 2.382.350, son donaciones.

Las autoridades bolivianas han estimado que 7,2 millones de personas mayores de 18 años conforman el universo de la población vacunable.

Desde el nivel central se ha venido insistiendo que gobernaciones y alcaldías cambien las estrategias para que varios millones de dosis disponibles se apliquen a la población no vacunada y opten por organizar brigadas médicas que trabajen en zonas apartadas.

Las autoridades nacionales han mantenido el pedido para que las medidas de bioseguridad se mantengan ante un potencial cuarto pico de infecciones que podría afectar principalmente a las personas que no se vacunaron.

Justamente, uno de los casos más críticos continúa siendo la ciudad de El Alto, la segunda más poblada del país con un millón de habitantes, en la que la vacunación ha alcanzado el 40 %, algo que se debe a los grupos antivacunas que "están distorsionando" la información, aseguró la alcaldesa de esa urbe, Eva Copa.

En Portada