Pasar al contenido principal
URGENTE

Piden no contaminar ni descalificar marcha indígena por temas políticos

Dos investigadores sociales pidieron este lunes a sectores de cívicos, plataformas ciudadanas y actores políticos, no contaminar la marcha indígena que se dirige a la ciudad de Santa Cruz ni descalificar sus objetivos de estar libre de avasallamientos en tierras bajas del oriente boliviano.

Gonzalo Colque de la fundación Tierra y Pablo Villegas del CEDIB analizaron las motivaciones de la marcha en el programa Hagamos Democracia de la red Erbol, coincidiendo que existe riesgo de que en algún momento otros sectores pudieran aprovechar y mezclar con demandas ajenas a la movilización.

Colque sostuvo que hay sectores como derechos humanos y defensores de los derechos indígenas que se sumaron pidiendo solidaridad y transporte para llevar víveres, pero de manera desinteresada.

También advirtió que hay muchos sectores que están tratando de infiltrarse y hacerse parte de la marcha por otro tipo de intereses tanto políticos, como económicos y en eso los marchistas tienen el desafío de separar para que no se contaminen lo que piden en este momento.

En ese intento mencionó al Comité Cívico cruceño que busca hacer un recibimiento masivo e incluso han mencionado que podrían apadrinar a cada uno de los indígenas, dando una connotación puramente paternalista y que muestra la mirada que ellos tienen de utilizar a este sector para sus propios fines.

Sostuvo que estos sectores están interesados que los indígenas acusen a los interculturales y a los collas de ser avasalladores y esto puede generar un conflicto entre regiones. Dijo que también es cierto que el gobierno ha entregado tierras en Santa Cruz a sectores que viven en Cochabamba por razones de prebenda política.

Villegas coincide en sentido que hay sectores que buscarán incorporar otras demandas y también no descartó que el gobierno, como los anteriores, intentará descalificar como lo hace ante cualquier político o movimiento que se le oponga.  

Dijo que la intención de aprovecharse es parte normal de cualquier marcha que tenga impacto político, "pero los de la marcha han dado una buena señal cuando rechazaron el apoyo del Gobernador y el Comité Cívico de Santa Cruz", comentó.

"Está claro que es fácil darles apoyo cuando en los hechos no los respaldan frente a los avasallamientos y no abren la boca para defenderlos", manifestó.

En relación a la participación de la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Amparo Carvajal, Villegas manifestó que es por acuerdo con los marchistas y "no está yendo a colarse". Además, hay algo en común: que Amparo está siendo avasallada por organizaciones paralelas del gobierno, precisó el investigador.

Entiende que antes el apoyo era por solidaridad y ahora los sectores urbanos tienen problemas y los grandes proyectos de territorios indígenas van a afectar a los urbanos, entonces pasan del campo de la solidaridad a las alianzas, indicó.

La marcha indígena llegó a la población de La Asunta, en un recorrido de 20 kilómetros desde San Ramón y la intención es llegar a la ciudad de Santa Cruz un día antes o después de la efeméride departamental del 24 de septiembre.
 

En Portada