Pasar al contenido principal
ABI

Subalcaldesa presenta denuncia formal ante el Ministerio Público por hechos de corrupción en el GAMLP

La subalcaldesa del macrodistrito Mallasa, Sheyla Dávalos, informó este lunes que presentarán ante el Ministerio Público su denuncia formal sobre los hechos de corrupción que evidenciaron en el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP), además de los "atropellos" de los que fueron víctimas.

"Aún fungimos como funcionarias públicas y es nuestra obligación, primordialmente, presentar las denuncias acá en el Ministerio Público", expresó Dávalos en el ingreso de la Fiscalía, en entrevista con Bolivia Tv.

Explicó que, hasta la fecha, no recibió ningún documento o memorándum de destitución, por lo cual seguirá trabajando e indicó que es su obligación presentar la denuncia formal sobre las irregularidades que lograron identificar con su par del macrodistrito Centro.

"Hasta que no tengamos nuestro memorándum de destitución, nosotras estaríamos fungiendo la función pública y es la obligación, se tiene que denunciar todas estas situaciones de irregularidades y atropellos que se han cometido en contra de nuestra dignidad", aseveró.

El 9 de septiembre, las subalcaldesas de los macrodistritos Centro y Mallasa denunciaron hechos de corrupción al interior de la Alcaldía paceña; además, cuestionaron que el alcalde paceño, Iván Arias, no haya ordenado la investigación, por lo que lo acusaron de "encubrir" estos ilícitos.

Estas denuncias develaron una presunta red de corrupción que estaría operando al interior del GAMLP. Asimismo, las subalcaldesas apoyaron la acusación de 15 mujeres en contra del subalcalde de Max Paredes, Reynaldo Olorio, quien fue denunciado por acoso sexual.

Las subalcaldesas reclamaron que, tras presentar sus denuncias a la Unidad de Trasparencia, fueron víctimas de acoso político y laboral para que desistan de las mismas.

Por su parte, la Alcaldía paceña emitió un comunicado contrariando la situación y aseveró que solicitaron la renuncia de las autoridades acusándolas por hechos de corrupción. Esta situación fue desmentida por las subalcaldesas que indicaron que es parte del acoso político y laboral del que son víctimas y que ellas tienen "todo en orden", además de pruebas de sus denuncias.

En Portada