Pasar al contenido principal
ABI

Vicepresidenta argentina es sobreseída en causa que la investigaba por lavado de dinero

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue sobreseída junto a sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, en la causa conocida como "Hotesur" y "Los Sauces" que investigaba presuntos delitos de lavado de dinero y asociación ilícita en el alquiler de hoteles y propiedades.

"Sobreseimiento para Cristina Fernández y sus hijos", informaron este viernes fuentes judiciales a las que accedió la Agencia Sputnik.

El Tribunal Oral Federal 5 dictó también el sobreseimiento de los empresarios Lázaro Báez, Cristóbal López, Fabián De Sousa y otros acusados.

En el fallo de 375 páginas, los jueces Daniel Obligado y Adrián Grünberg, con la disidencia de Adriana Pallioti, consideraron que no había delito en la administración de la sociedad inmobiliaria Los Sauces y la empresa hotelera Hotesur

Por ello declararon la "imposibilidad de seguir el trámite de las actuaciones" por asociación ilícita al haberse violado la garantía, respecto de Cristina Fernández y Lázaro Baez, del "ne bis in idem", esto es, de que no pueden ser juzgados dos veces por un mismo hecho.

Ambos habían sido sobreseídos por ese delito en otras causas, recordaron las defensas al pedir el sobreseimiento de sus clientes a finales de octubre.

Los abogados también señalaron por entonces que el dinero de los alquileres, que estaba a precio de mercado, estaba bancarizado y la prueba de ello era que podía seguirse su trazabilidad.

Contrario a esta postura, el fiscal Diego Velasco sostuvo que los planteos se debían rechazar al sostener que aún hay prueba pendiente y que todo se debía analizar en un juicio oral.

La Unidad de Información Financiera (UIF), que actúa como querellante en el caso, indicó que se debía resolver teniendo en cuenta que el lavado de dinero requiere de un delito precedente que tenga sentencia firme.

Las causas Los Sauces y Hotesur comenzaron separadas pero luego fueron unificadas bajo la sospecha de que los supuestos cobros de alquileres eran en realidad sobornos provenientes de la obra pública.

En abril pasado el tribunal interviniente ordenó el cese de la intervención a las sociedades Hotesur y Los Sauces y dispuso el retorno de la administración a la familia de la expresidenta (2007-2015).

En Portada