Pasar al contenido principal
Agencias

El Gobierno peruano se quedó sin el "botón nuclear" para enfrentar al Congreso

El Gobierno peruano perdió esta semana una herramienta fundamental para enfrentar a la oposición en el Congreso, la cuestión de confianza, después de que los parlamentarios promulgaran una ley que la regula, rechazada por el Ejecutivo.

Aunque el Gobierno presentó ante el Tribunal Constitucional (TC) una acción contra lo decidido por el Congreso, los expertos ven pocas posibilidades de que se revierta una medida que en principio hace aún más frágil de la situación del presidente Pedro Castillo.

La Constitución de 1993, con la teórica intención de generar un adecuado balance de poderes, incluyó dos mecanismos tomados de regímenes parlamentaristas y que por su fortaleza son llamados "botones nucleares" por constitucionalistas como David Lovatón: la moción de censura y la cuestión de confianza.

La primera permite que los parlamentarios desarrollen un proceso para sacar de su cargo a un ministro. La acción puede escalar hasta el presidente, como pasó en 2018 y en 2019, cuando Pedro Pablo Kuczynski, primero, y Martín Vizcarra, luego, tuvieron que renunciar porque ya no había manera de evitar sus destituciones.

En contrapartida, el Gobierno podía recurrir a la cuestión de confianza para forzar al Congreso a aprobar determinada medida a la que considere fundamental. Un primer rechazo no generaba efectos, pero con un segundo el mandatario quedaba facultado para cerrar el Congreso, como hizo Vizcarra en 2019.

En el actual período las figuras recobraron relevancia, ya que según los analistas la oposición de derecha y la de centroderecha pueden reunir los votos para "vacar" (destituir) a Castillo, algo sobre lo que no se avanzó por el momento por temor a que el mandatario se anticipara con cuestiones de confianza.

El escenario quedó en evidencia hace un mes, cuando el Congreso, que quería destituir al ministro de Trabajo, Íber Maraví, y tenía los votos para ello, tardó en comenzar un proceso por el presumible temor a que Castillo considerara la continuidad del funcionario como una cuestión de confianza.

"Una vez que el Congreso limpie el camino para no ser disuelto, que es lo único que le preocupa, ya tiene mayor poder para vacar al presidente", opinó la influyente abogada y periodista liberal Rosa María Palacios.

La mayoría de los principales constitucionalistas del país, como Lovatón, Samuel Abad, Omar Cairo o Luciano López, solicitan que el TC mantenga la línea de votaciones previas y rechace la ley que limita la cuestión de confianza, no solo porque dinamita el balance de poderes, sino porque, argumentan, una reforma constitucional no puede hacerse por la vía expedita que usó el Congreso.

En medio del debate, el Gobierno planteó un diálogo para que se introdujeran cambios tanto en las cuestiones de confianza como en la vacancia presidencial.

Para ésta última, el ministro de Justicia, Aníbal Torres, sostuvo que no se considere causal de destitución a la "incapacidad moral permanente", como hasta ahora, sino a la "incapacidad mental o física".

Según Torres, la figura de "incapacidad moral permanente" es vaga y permite la subjetividad. De hecho, una de las parlamentarias situadas más a la derecha, Alejandra Tudela, sostiene que Castillo ya reúne la condición por presuntos desaciertos en nombramientos de funcionarios. La "incapacidad mental o física", requeriría de evaluaciones científicas más objetivas. 

Pero el Congreso aprobó la promulgación con amplia mayoría, ya que toda la centroderecha se sumó a la derecha, con lo que en la contraparte solo quedaron las bancadas oficialistas de izquierda, Perú Libre (PL) y Juntos por Perú (JP), y el pequeño Partido Morado (PM), de centro. 

Una correlación que además, según los analistas, muestra que los vasos comunicantes entre derecha y centroderecha están activos y que la oposición podría estar en camino de reunir los 87 para destituir al mandatario, en especial si el partido oficialista para definitivamente a la oposición.

Para el politólogo Fernando Tuesta, exjefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, el de Castillo "es un Gobierno errático, pero eso de ninguna manera debe ser razón para desnivelar los poderes".

En ese marco se presentará el lunes ante el Congreso el nuevo gabinete ministerial, presidido por Mirtha Vásquez, en busca del voto de aprobación que exige la Constitución. 

Si lo obtiene seguirá en funciones, pero de lo contrario tendrá que irse, sin que esté claro si cuenta como rechazo a una cuestión de confianza mientras llega en no más de un mes la palabra decisiva del TC.

En Portada

  • Guardias, operativo, Cochabamba
    Dueños de bares echan a patadas a los gendarmes
    Los guardias municipales que realizan operativos de control en los locales nocturnos fueron echados a patadas por los dueños de los boliches, denunciaron ayer los directores municipales de Seguridad Ciudadana, Movilidad Urbana y la Intendencia, Enrique Navia, Óscar Velarde y Roberto Kotoriy,...
  • Ferias, emavra
    Emavra genera Bs 200 mil con 5 ferias gastronómicas
    La Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa (Emavra) recaudó cerca de Bs 200.000 gracias a la organización de cinco ferias gastronómicas en diferentes parques, informó ayer su gerente, Milton Copa, en entrevista con GENTE Radio. Recordó que se hicieron cargo de la empresa...
  • Violencia, Cochabamba
    Salvaje arrastra del cabello a madre con su bebé en brazos
    Una joven madre denunció que su marido la golpeó cruelmente y la arrastró de los cabellos sin considerar que sostenía en brazos a su bebé de pocos meses de nacido. La agresión sucedió el pasado jueves por la madrugada. “Me ha golpeado y me tumbó al piso y me ha arrastrado, en ese momento yo estaba...