Pasar al contenido principal
Agencias

Más de 100 mil trabajadores anuncian huelgas en EEUU

Más de 100 mil trabajadores sindicalizados de varias industrias de Estados Unidos anunciaron una huelga en demanda de mayores salarios y mejores condiciones laborales, reportaron hoy medios de prensa. Según los informes, empleados de equipos de producción cinematográfica de Hollywood y otros sectores votaron abrumadoramente por unirse al paro, a menos que consigan acuerdos de negociación colectiva favorables.

No obstante, unos dos mil trabajadores de hospitales de Nueva York, 700 enfermeras de Massachusetts y mil 400 empleados de la planta de Kellogg en Michigan, Nebraska, Pensilvania y Tennessee ya están de brazos caídos, confirmó el diario The Hill.

La oleada de huelgas se produce en un momento clave para los grupos gremiales, que han perdido terreno en las últimas décadas debido a la legislación antisindical y a las medidas represivas de las empresas contra la organización, observó el periódico.

Sin embargo, ahora que las empresas luchan por encontrar fuerza laboral los sindicatos consideran que es una ventaja para exigir aumentos salariales.

En una votación casi unánime este lunes, los sindicatos que representan a más de 24 mil enfermeras de Kaiser Permanente y otros trabajadores del sector sanitario en California y Oregón autorizaron una posible huelga tras el estancamiento de las negociaciones contractuales.

Las enfermeras de Kaiser, que protestan por el agotamiento inducido por la pandemia de la Covid-19 y agravado por la escasa dotación de personal, piden incrementos anuales del 4,0 por ciento y un aumento de las contrataciones.

Se oponen a la oferta de la empresa de aumentar el pago anual en 1,0 por ciento durante 36 meses y de implantar un sistema de dos niveles que pagaría menos a los trabajadores recién contratados que a los con más antigüedad.

Jodi Barschow, presidenta de la Federación de Enfermeras y Profesionales de la Salud de Oregón, señaló en un comunicado que las propuestas de Kaiser 'muestran una profunda falta de respeto por los trabajadores sanitarios'.
 

En Portada